Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

17 de junio de 2006

Rebeldes maoístas y gobierno de Nepal logran acuerdo para fin de violencia

(AFP) - El gobierno de Nepal y los rebeldes maoístas llegaron este viernes a un acuerdo para poner fin a una década de conflicto, al día siguiente de una histórica reunión entre el líder de la guerrilla y el primer ministro del reino, informó el ministro del Interior."Alcanzamos un acuerdo de ocho puntos para sacar al país de la crisis actual", señaló Krishna Prasad Sipaula.

El líder maoísta Pushpa Kamal Dahal, alias Prachanda ("el Feroz"), acudió a la residencia del primer ministro Girija Prasad Koirala a primeras horas de este viernes para mantener una entrevista sin precedentes con el objetivo de terminar con diez años de un conflicto que causó unos 12.500 muertos.El gobierno nepalí aceptó convocar elecciones para elegir una asamblea constituyente encargada de revisar la actual Constitución, según la exigencia clave expuesta por los maoístas, que preconizan la abolición de la monarquía en el pequeño reino himalayo fronterizo con India y China."Una república democrática es nuestra exigencia mínima y queremos planteársela al pueblo durante la campaña electoral para la asamblea constituyente", comentó Prachanda al final de la reunión con Koirala.Las conversaciones entre gobierno y maoístas se pusieron en marcha, aunque a un nivel inferior, a finales de mayo.

Representaban el tercer intento de lograr un acuerdo de paz desde el comienzo de la insurrección maoísta, en 1996, para acabar con la monarquía en Nepal.Los maoístas se encuentran actualmente en un momento de gran fuerza política, después de que una sublevación popular obligó al rey Gyanendra a renunciar a los poderes absolutos que se había arrogado y a aceptar, el 24 de abril, la restauración del Parlamento elegido democráticamente y la formación de un gobierno de oposición.

Ambos avances fueron posibles por una alianza alcanzada en 2005 entre los siete principales partidos políticos de la oposición nepalí y los maoístas.Opositores y rebeldes dejaron de lado su diferencias para organizar en meses pasados varias semanas de protestas masivas que, al final, dieron su fruto en abril, obligando al monarca a ceder a sus reivindicaciones.

1 Comments:

Anonymous satlinvive said...

Sólo los comunistas somos los verdaderos demócratas en cualquier lugar del mundo; sólo nosotros luchamos hasta el final y con valor hasta obtener la mayor democracia posible mientras trabajamos con las masas para lograr la extinción del estado.

12:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home