Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

18 de mayo de 2006

¡Yankis, que esto no es Iraq, que es Stalingrad!


Serguei Mazanov

Comunistas, y miembros del KOMSOMOL, dieron en Stalingrado a los integrantes delegación de la OTAN, un digno recibimiento.

Desde la mañana, junto a los muros de la academia militar de Volvogrado, se congregaron comunistas y patriotas, “oficiales soviéticos”, jóvenes y jubilados, miembros del KOMSOMOL. Con pancartas en las que se podía leer: “NATO peor que la GESTAPO” “Yankis, que esto no es Iraq, que es Stalingrad”, “No a la gira de la OTAN por Rusia”, “No hay sitio en Stalingrado para los amigos de la OTAN”, “Donde está la OTAN, está la muerte”, y al grito de “OTAN fuera de Stalingrado”, recibieron a los representantes de la OTAN fascista, quienes con miedo en los ojos, se apresuraron a llegar al edificio donde les esperaban los miembros de seguridad.
En ese momento todos los que lo desearon pudieron pisotear la bandera de barras, enseña de los Estados Unidos, a lo que muchos gustosamente escupieron.
Los miembros de la Unión de Juventudes Comunistas repartieron entre los estudiantes de la ASEV (Academia de Servicio al Estado de Volvogrado), octavillas con contenido anti-OTAN, que estos leían y debatían. Muchos jóvenes no acaban de entender, que significa para Rusia la llegada de la OTAN. Después de hablar con los veteranos de guerra y otros patriotas, muchos estudiantes de esta academia elitista de Volvogrado, que habían sido obligados a acudir al acto, reconocían compartir el punto de vista de los auténticos patriotas. Hubo incluso algunos estudiantes, que pasaron a formar parte de los piquetes y pidieron pancartas.
Los medios informativos que habían acudido a cubrir el acto no podían pasar cerca del numeroso piquete de patriotas. La prensa nacional y local no tuvo más remedio que oír los comentarios y gritos contra la OTAN, lanzados desde los manifestantes.

Especial revuelo produjo entre las cámaras de televisión el momento en que los patriotas de nuestro Stalingrado desgarramos y pisoteamos la bandera estadounidense.
Tras la llegada al acto del representante del grupo parlamentario de “Rusia Unida” en la Duma regional, Vitali Shestakov, altos funcionarios de la policía local (imaginamos que cumpliendo órdenes de Shestakov) comenzaron a acercarse a los que protestaban contra la agresión a Rusia de la OTAN, exigiendo la inmediata disolución del acto en la plaza frente a la Academia, si no queríamos que viniesen “los del pasamontañas” (policía antidisturbios).

Dicho y hecho. Eso si; esperaron en sus furgones a que la prensa entrase en el salón de actos.
Una vez que en la plaza no quedó ni un periodista, la policía comenzó a acercarse a los jóvenes que portaban las pancartas, pidiéndoles que les acompañasen, para “tener unas palabras”. A los intentos de fotografiarles, los policías respondieron con amenazas de velar los carretes y advertencias del tipo: “Como mi foto aparezca en algún sitio, te espera más de un disgusto”
Después de un breve “intercambio de pareceres” los “defensores del orden” comenzaron a desalojar a los jubilados de la plaza por la fuerza, mientras que a los miembros del KOMSOMOL, que intentaron defender a los jubilados, les invitaron a subir a los furgones policiales.



De este modo se produjo el arresto del joven comunista, responsable de organización de la agrupación local del PCFR, Iván Svidirov, que pese a los intentos de sus camaradas de arrebatárselo a la policía, fue conducido a dependencias policiales donde fue acusado de “violar el orden público”.

En el salón de actos de la academia, donde tuvo lugar la conferencia de los otanistas, intentaron convencer a la juventud de lo bueno y bonito que es que Rusia y la OTAN estén juntas.
Sin embargo las palabras de los representantes de la Alianza Atlántica no lograron despertar especial entusiasmo en los corazones de los jóvenes asistentes. Todo lo contrario que el discurso del secretario de la organización regional del PCFR, doctor en Historia y responsable de derechos humanos en la región de Volvogrado, Mijail Tarantsov, quien en su intervención indicó que una cosa eran las palabras de los representantes de la OTAN y otra los hechos que cometen a lo largo del mundo. Son malos chicos…

Serguei Mazanov
Secretario de prensa
de la organización regional del
PCFR en Volvogrado.

Traducido del ruso para Civilización Socialista por Josafat S. Comín.
Texto original:
http://www.sovross.ru/2006/56/56_1_1.htm
Texto relacionado:
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=31091



En el cartel inferior dice ¡HOLA OTAN!, pertenece a la campaña organizada por el PCFR para recibir a la delegación de la OTAN que recorre el país durante este mes.

Enlace a otros carteles de la campaña: http://www.cprf.ru/news/actions/41756.html

2 Comments:

Anonymous StalinVive said...

La Gloriosa Unión Soviética está reprimida, pero no muerta. ES INMORTAL.
¡VIA LA URSS!
¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA!
¡NO PASARÁN!
Se llevarán lo de Stalingrado nuevamente, porque Marx, Engels, Lenin y Stalin viven en el corazón del proletariado soviético y mundial.

6:15 a. m.  
Blogger Reven said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

9:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home