Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

23 de mayo de 2006

Los Balcanes bajo completa ocupación imperialista.


Foto: Los dirigentes de la Revolución yugoslava al comienzo de 1944.

Civilización Socialista expresa su posición en relación a la supuesta "independencia" de la ex República Yugoslava de Montenegro:

1.- La experiencia más avanzada, más democrática y más idónea para construir una sociedad socialista libre de explotación y para hermanar a los pueblos yugoslavos sin dominio extranjero y sobre la base de la total igualdad, fué la República Socialista Federal de Yugoslavia nacida por decisión soberana de los Comités Antifascistas de todas las Repúblicas en plena guerra de liberación popular bajo la dirección del Partido Comunista de Yugoslavia (PCY).

2.- Los fascistas croatas, bosnios y albaneses, los monárquicos serbios y las potencias imperialistas conspiraron intensamente durante décadas para liquidar esta experiencia socialista, para enfrentarla al resto de la Comunidad de Países Socialistas y para volver a hacer de los pueblos yugoslavos unos esclavos de las grandes potencias extranjeras.

3.- La burocratización extrema de la Liga de los Comunistas de Yugoslavia (heredera del PCY) y el renacimiento del nacionalismo serbio y croata creó las mejores condiciones internas para facilitar la tarea del imperialismo de liquidar Yugoslavia.

4.- Se puede decir que la Yugoslavia federal socialista murió cuando la Liga de los Comunistas fué liquidada por la acción de los diversos nacionalismo de corte pro capitalista.

5.- Los pueblos de Eslovenia, Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo no son hoy ni más felices, ni más prósperos ni más libres que cuando pertenecían a la Yugoslavia federal.

6.- En Kosovo la OTAN ha mostrado todo su auténtico rostro fascista alimentando el fascismo albanés, construyendo una economía mafiosa y masacrando sin contemplaciones a las diversas minorías nacionales a través de la acción criminal de su protegido, el fascismo albanés.

7.- Los comunistas defendemos hasta las últimas consecuencias el derecho de autodeteminación de los pueblos, pero a diferencia de los nacionalistas, no hacemos de ese principio un valor absoluto dogmático sino que lo relacionamos con las condiciones concretas de su ejercicio vinculándolo a los intereses supremos de la clase obrera. Lenin reconocía téorica y prácticamente ese derecho pero no obligaba a los pueblos al divorcio.

8.- Son las potencias imperialistas de la OTAN y la Unión Europea las que muestran nuevamente su cinismo y su ausencia de principios. Apoyan el desmembramiento de estados federales no alineados, socialistas o antimperialistas mientras se oponen de manera violenta a que sus estados miembros reconozcan el mismo derecho a los pueblos que oprime dentro de sus fronteras: Irlanda que tiene derecho a reunificarse, las colonias ultramarinas de Francia, Euskadi cuyo pueblo reclama mayoritariamente el derecho que la UE reconoce para Montenegro,...

9.- Lamentamos el pragmatismo estrecho del nacionalismo radical vasco cuyo apoyo al proceso desmembrador de la Unión Soviética, Checoslovaquia y Yugoslavia sólo ha contribuido a debilitar la conciencia antimperialista de sus bases. Es completamente innecesario apoyar a monárquicos montenegrinos, a fascistas croatas, a terroristas kosovares y a neonazis letones, y mucho menos contemporizar con la agresión de la OTAN contra Serbia y Montenegro para afirmar la legitimidad que asiste al Pueblo Vasco en su derecho de autodeterminación. Semejante error político sólo ayuda a aislar más al Pueblo Vasco respecto a las fuerzas progresistas españolas, europeas y mundiales.

10.- Solicitamos a los progresistas y antimperialistas que manifiesten su apoyo a las fuerzas comunistas yugoslavas, desde Eslovenia a Macedonia, en sus esfuerzos por organizarse, por defender a la clase obrera explotada y oprimida y por reconstruir ese magnífico proyecto de llevar la Civilización Socialista a los Balcanes que fué la Yugoslavia federal. Nos comprometemos a informar dentro de nuestras posibilidades sobre las actividades de los comunistas yugoslavos que mantienen con valor ese ideal, que no dudamos, terminará por ser abrazado en su mayoria por las masas populares.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Pero que vocabulario más arcaico. A ver si os enterais que el Fascismo ha muerto, al igual que el comunismo, que ahora es algo residual en países subdesarrollados, donde la gente n puede estudiar porque no les dejan aprender en libertad y sólo les adoctrinan en el culto a una persona. Esto es peor que la religión, vergonzoso e increible que gente que ha podido viajar y ver mundo, estudiar libremente, pretenda ahora volver al oscurantismo y falta de libertad del comunismo. PATETICO!!!

1:15 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Por fin alguien que dice la verdad sobre Yugoslavia y el perseguido y asesinado politico Milosevic te felicito segui asi!
Y conste que no lo hago de una posicion ni de Izquierda ni de Derecha sino contra lo que considero un abuso cometido contra los serbios y sus legitimos dirigentes por parte del imperialismo
Suerte!

3:35 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home