Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

5 de abril de 2006

Biografía del Civilizador Socialista: A. S. MAKARENKO (1888-1939)


Antón Semionovich Makarenko nació en 1888 en Ucrania, hijo de un obrero ferroviario, pintor de brocha gorda, que trabajó en una fabrica de vagones. Él mismo trabajó en ésa fábrica desde 1905. Ya como maestro y después de haber obtenido la formación pedagógica más rudimentaria, debido a su formación tan pobre se le asignó el cargo de maestro en una escuela de menor categoría, con un salario de 25 rublos al mes. Más adelante, ya en 1914, ingresó en un Instituto de magisterio donde terminó sus estudios con medalla de oro, se le asignó durante 16 años (1929-1935), la Colonia Gorki, para delincuentes menores de edad, posteriormente se le trasladó a la Comuna Dzerzhinski. Fue en esta Comuna donde escribió su primer libro: "Marcha del año 30", tiempo después escribió el "Poema pedagógico", el cual se publicó por partes en 1933, 1934 y 1935; luego escribió las novelas "El honor" Y "Banderas en las torres", éste último tuvo una extraordinaria significación para él y para la formación de sus concepciones pedagógicas; por ésa época también escribió el primer tomo de "El libro de los padres".

Concluyó así su primera etapa de actividad pedagógica.

La segunda etapa duró hasta su muerte, en ella se dedicó a difundir sus principios educativos por medio de conferencias dirigidas a maestros y padres de familia, las cuales fueron reunidas y publicadas en español bajo el título de: "Problemas de la educación escolar".

Su trabajo no fue fácil, pues se enfrentó a un sinnúmero de problemas, comenzando por su propia falta de experiencia y conocimientos para convivir entre delincuentes, pasando por la resistencia que los propios jóvenes le oponían, así como las dificultades económicas y materiales que no faltaban, hasta aquellos obstáculos generados por otros educadores y autoridades que no entendieron y desaprobaron su trabajo y que lo consideraban un pedagogo controvertido.

Estos problemas los explica en su libro más conocido de los que hemos citado, el “Poema pedagógico”. Hay que aclarar que en absoluto se trata de un libro de poesía ni contiene poemas. Tampoco es un tratado o manual de pedagogía. Esto ha podido retraer a algunas personas a la hora de decidirse a adquirirlo o leerlo. Muy por el contrario es un amenísimo (que no breve) diario de sus experiencias en la Comuna Gorki, con un estilo a medio camino entre lo novelesco, el diario, y las anotaciones científicas. En resumen, se lee magníficamente y el autor transmite una gran emoción, propia de quien se mueve por el convencimiento bolchevique sin por ello perder un ápice, más bien al revés, de su calidad humana. Un educador que en circunstancias particularmente duras, sabe ser duro, y sin embargo, saca lo mejor de sí mismo y de sus educandos, mediante su método pedagógico, posiblemente algo improvisado en ciertas partes, pero apegado al terreno y como se podrá ver, altamente eficaz y apropiado más que nada para la sociedad socialista, que era de lo que se trataba.

Estos conceptos pedagógicos, con ser aparentemente simples, representan sin embargo todo un descubrimiento en el marco de la construcción del socialismo, y de hecho puede decirse con todo fundamento que forman la base de la pedagogía socialista posterior tanto en la URSS como en el resto de Estados socialistas.

No podemos, naturalmente, extendernos en la pedagogía de Makarenko, pero sí señalaremos sus rasgos fundamentales.

En primer lugar cabe insistir en que se trata de una pedagogía orientada a la construcción del socialismo, es decir, contiene unos valores determinados, y al mismo tiempo, combate otros. Esto forma una concepción integral, dinámica, de la pedagogía, así pues, no estamos ante un simple “método” sino ante todo un sistema.

Los valores esenciales en los que se basa son la colectividad, el trabajo, la disciplina consciente.

Estos rasgos son los que le valen la acusación de “cuartelario” y los que ponen los pelos de punta a los bienpensantes, no ya a los burgueses y anticomunistas (incluidos los nacionalistas ucranianos a quienes conocía bien y odiaba con toda razón), sino a muchos “progres” y curiosamente, no pocos bolcheviques de su época.



En efecto, en su época estaban en boga concepciones espontaneístas sobre la educación, se hablaba del “libre desarrollo del niño”, etc. Esta clase de concepciones las combatió Makarenko en los hechos, enfrentándose a las instituciones soviéticas que más de una vez estuvieron a punto de dejarle desamparado.

Nada como leer el “Poema pedagógico” para hacerse una idea exacta de sus conceptos. El colectivo como entidad que une, en realidad salva, a individuos encanallados y totalmente individualistas como son los ladrones y delincuentes juveniles, el trabajo como actividad que igualmente, une, premia y castiga, y que muestra a la persona que su acción se transforma en bienes comunes y en hechos, la disciplina que es responsabilidad consigo mismo y con los demás, disciplina consciente, basada en el acuerdo en cuanto a la vida común y los objetivos de la colectividad y los del individuo. Así es como realmente el individuo (alumno) es participante activo de su formación.

Resulta de todo ello una pieza verdaderamente emocionante y altamente aleccionadora, se forman personajes realmente épicos y profundos, que no son otra cosa que… ciudadanos soviéticos conscientes.

Makarenko murió inopinadamente en 1939. Sobre este hecho hay quien ha especulado con que hubiera sido “eliminado” por Stalin, cosa harto improbable teniendo en cuenta que murió de infarto en un viaje en tren.

Hay colegios, por ejemplo en México (www.colegiomakarenko.edu.mx), que llevan su nombre, y en España misma, existe un Grupo Scout llamado Makarenko. Se debe señalar a este respecto la gran diferencia de concepto entre las ideas de Makarenko y las de Baden-Powell (fundador del movimiento scout), ya que este último fue un militar imperialista británico cuyo objetivo era solamente formar hombres aptos y en todo caso, sobre la base de la moralidad del Imperio británico.

Actualmente es posible adquirir la obra fundamental de Makarenko, “Poema pedagógico”, a buen precio en el mercado de segunda mano y de libro antiguo, así como en ferias del libro, lo cual recomendamos mucho.

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

fantastico libro, aunque Makarnko es demasiado estricto... amigos debemos dejar mas espació a la improvisacion...

11:31 a. m.  
Anonymous Cecília Luedemann said...

Sou uma jornalista e educadora brasileira e fiz minha pesquisa de mestrado sobre a vida e a obra de Makarenko, que resultou no livro "Makarenko Vida e Obra: a pedagogia da revolução", editada pela Expressão Popular, no Brasil. Sugiro a leitura para que tenhamos uma avaliação mais profunda sobre as contribuições pedagógicas. Como pedagogo, ele pensou em uma escola totalmente diferente da escola burguesa, que não se organiza tendo a sala de aula como centro. Por isso, termos chegado âs constantes crises da educação pública e privada da sociedade capitalista. Nos países em que o capitalismo chegou na expressão mais violenta e individualista, as crianças sofrem pressões e reagem com angústia, agressividade e até mesmo com o suicídio.
Makarenko nunca foi tão atual!

Cecília Luedemann

8:11 p. m.  
Anonymous Miguel Ángel Muñoz said...

Pues Makarenko me ha fascinado, hasta ahora he leído el poema, pero me he propuesto a leer los demas.

En cuanto a su forma de enseñar se me hace totalmente adecuada en su matriz cultural, y ademas desparrama humanidad e inteligencia, ojala podamos hacer algo parecido en nuestros paises.

7:02 a. m.  
Anonymous WipalaAndina said...

CECILIA Luedemann tiene mucha! razón. La escuela latinoamericana en crisis, la educaciòn de privilegio y la otra, con toda la violencia que actúa como modelo social, nos llama a releer a Makarenko críticamente....
Gracias por la valiosa información.

3:39 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

admirable la labor del maestro Makarenko por su forma de llavar adelante la labor educativa de manera autonoma.... ¡ es fantastico!

10:14 a. m.  
Anonymous mar said...

pienso que si existieran mas Makarenkos en nuestros dias acabariamos con la delincuwncia juvenil

11:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

el poema pedagogico se puede conseguir en la casa del libro de madrid, en la seccion de pedagogia. En cualquier libreria minimamente especializada de pedagogia tambien se puede conseguir. Muy recomendable

2:06 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home