Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

11 de julio de 2006

EL “JUICIO” A CEAUSESCU: “JUSTICIA” GOLPISTA DE CLASE A CARA DESCUBIERTA


Elaboración propia de 'Civilización Socialista'

El 22 de diciembre de 1989 fueron arrestados por efectivos militares Nicolae y Elena Ceausescu. Se les trasladó a la base militar de Tirgoviste, donde tuvo lugar la farsa de juicio que presentamos al lector.

Queremos dar el contexto y un análisis de este vergonzoso “juicio” que no fue sino un vulgar ajuste de cuentas, eso sí, de clase.

La contrarrevolución interna estaba muy presente en los países socialistas. Era ampliamente animada, instruida y financiada por las agencias del imperialismo de múltiples maneras: mediante emisiones provocativas del tipo de las de Radio Europa Libre, con fondos de las “ONG” yanquis, y finalmente con la penetración directa de agentes, sin ir más lejos, del CESID español, del que no hace demasiado pudimos ver en Antena 3 unas grabaciones hechas en Rumanía ¡tres meses antes de la contrarrevolución!

Sólo esto bastaría para demostrar qué es lo que estaba ocurriendo. Si agentes del CESID se paseaban grabando imágenes por Bucarest y otros lugares, ¡qué conspiraciones no tendrían lugar en el seno de un ejército que en realidad nunca abandonó sus concepciones monárquico-reaccionarias!

Esto nos habla sin duda, de serios errores de la dirigencia comunista y del Estado. No en vano Ceausescu, hombre que mantenía las mejores relaciones con alguien como Santiago Carrillo, y esto no por casualidad, sino por su antisovietismo, practicó un alejamiento de la URSS mediante una línea de “independencia” más teórica que real, pues se traducía, al igual que en el caso de Yugoslavia, en la dependencia respecto de occidente, cuyos créditos debía utilizar. Cierto que, esto fue logrado con una deuda externa cero.

Así, Ceausescu era bien recibido anteriormente en Europa y se le ponía de modelo diferente al soviético o alemán oriental.

Esta política sólo podía tener como consecuencia el desarrollo de los sectores antisocialistas.

El que estos sectores se desarrollasen también en otros lugares e incluso llegasen a tomar el mando como en el caso de la URSS, no hace sino demostrar doblemente el peligro del oportunismo.

Sin embargo, cuando se estaba produciendo la caída del socialismo en Europa, habiendo caido ya el Muro de Defensa Antifascista de Berlin, y países como Hungría y Polonia, etc., Rumanía se resistía a caer.

Y es que Ceausescu no tenía intención de que cayera el socialismo rumano. En el último momento decisivo, tomó la decisión de no dar pábulo a las corrientes “reformadoras” y contrarrevolucionarias, lo que selló su destino: Ceausescu debía ser eliminado.

El último Congreso del PC rumano tuvo lugar en noviembre de 1989, un mes después de la caida del muro de Berlin, es decir, en un contexto sumamente peligroso. Sin embargo los resultados de dicho Congreso son hoy poco menos que irrelevantes, visto que carecieron de efectividad.

Se recordarán quizá aquellas imágenes que pudieron verse por la televisión occidental: Ceausescu habla en Bucarest, y las masas “se rebelan” allí mismo.

Es el momento en que se desencadena la campaña de falsedades sobre Timisoara. Ceausescu ya ha sido caracterizado como el “vampiro rojo” o el “tirano de los Cárpatos”, gráficas denominaciones típicamente propagandísticas y que no cesan de aparecer con referencia a otros personajes como por ejemplo Milosevic (“carnicero de los Balcanes”) (1). No es baladí que la mención a los Cárpatos o Transilvania, o a los Balcanes, cause una especie de miedo ancestral a la Europa occidental, fruto de viejas leyendas sobre esas tierras. También se lanzaron calumnias acerca de los “terroristas palestinos y sirios” que luchaban al mando de la Securitate contra el golpe en estos momentos. Lo cierto es que la Securitate se vio desbordada por la abrumadora violencia del Ejército golpista (2).

El Ejército es precisamente el núcleo de la contrarrevolución, y ello se debe a su origen que no se basa en la guerrilla antifascista o milicias populares como en otros países, sino que se trata del mismo Ejército existente anteriormente en Rumanía y que firmó una paz separada con los aliados en la guerra, incorporándose al nuevo Ejército.

El “juicio” que se le hizo a Ceausescu (y, no lo olvidemos, a su mujer Elena) se enmarca en este contexto. Teniendo lugar en el mismo momento del golpe, sus características son aún peores que las de los procesos habidos en la RDA o Hungría, y se podría encontrar un paralelo (en cuanto al descarado anticomunismo reaccionario) con el proceso checoslovaco. Si se complementa la lectura del documento que presentamos con la visión del video correspondiente de la Televisión rumana tomada por los golpistas, se obtiene una imagen completa del horror de lo que en esencia es el asesinato de un Jefe de Estado.

Un juicio con un tribunal formado “ad hoc” compuesto de militares golpistas y enemigos del pueblo, una “defensa” nombrada del mismo modo y que solicita la pena de muerte para sus “defendidos”, y el propio desarrollo del proceso completamente ajeno a cualquier noción de derecho procesal (incluso militar e incluso de tiempo de guerra), demuestran que el nuevo régimen no tenía ninguna intención de ser justo, democrático, etc., sino simplemente (y es lógico) de suprimir el socialismo e implantar la “democracia” imperialista.

En estas condiciones, la actitud de Nicolae y Elena Ceausescu fue la adecuada. No podían reconocer semejante “tribunal” y no tenían por qué entrar al juego que justificase semejante “juicio”. Desgraciadamente, su suerte estaba sellada.

La lección fundamental es, una vez más, que la justicia y el derecho son simples instrumentos políticos, que por otra parte, los imperialistas no dudan en echar al cubo de la basura cuando hace falta, manteniendo sólo la fachada o farsa suficiente a efectos de propaganda.


(1) Sobre la preparación del golpe, véase “Un general admite la planificación del golpe a largo plazo”. Sam Marcy, 1990. De hecho, cuando se da el golpe Ceausescu se encuentra en Irán, de donde vuelve precipitadamente.
(2) Sobre el desarrollo de los acontecimientos en Rumanía: “De Tien An Men à Timisoara”, EPO, Bruselas, y “La URSS y la contrarrevolución de terciopelo”, idem.




TRANSCRIPCIÓN DEL JUICIO A PUERTA CERRADA CONTRA NICOLAE Y ELENA CEAUCESCU (resumen) Base Militar Tirgoviste – 25 de Diciembre de 1989

*** FISCAL Gica POPA (3) ***
Lo que sigue es una transcripción del juicio a puerta cerrada de Nicolae Ceausescu y su esposa, Elena, según apareció en la televisión rumana y austriaca. La traducción inglesa se debe al Servicio de Información Extranjera del gobierno de los EEUU. Las partes en cursiva pertenecen a comentarios de la televisión austriaca. Sin embargo en la traducción de la que disponemos aparecen referencias al General Milea que faltan en la del SIE de los EEUU. Traducción al castellano: Iñaki Mendiguren Garate.



Una voz: ¡Un vaso de agua!

NICOLAE CEAUSESCU: Sólo reconozco a la Gran Asamblea Nacional. Sólo hablaré ante ella.

FISCAL: De la misma manera que rechazó mantener un diálogo con el pueblo, ahora rechaza hablar con nosotros. Siempre dijo actuar y hablar en nombre del pueblo, ser un querido hijo del pueblo, pero sólo tiranizó al pueblo todo el tiempo. Se enfrenta usted a acusaciones de que realizaba suntuosas celebraciones todos los festivos en su casa. Se conocen los detalles. Estos dos acusados se procuraban los alimentos más lujosos y ropas del extranjero. Eran incluso peores que el Rey, el antiguo Rey de Rumanía. El pueblo sólo recibía 200 gramos por día, contra presentación del carnet de identidad. Estos dos acusados han robado al pueblo, y ni aun hoy quieren hablar. Son cobardes. Tenemos datos sobre ambos. Pido al presidente de la fiscalía que lea el pliego de acusaciones.

FISCAL JEFE: Estimado presidente del tribunal, hoy tenemos que alcanzar un veredicto sobre los acusados Nicolae Causescu y Elena Ceausescu que han cometido los siguientes delitos: crímenes contra el pueblo. Llevaron a cabo actos que son incompatibles con la dignidad humana y el pensamiento social; actuaron de manera despótica y criminal; destruyeron al pueblos cuyos líderes proclamaban ser. Dados los crímenes que cometieron contra el pueblo, pido, en nombre de las víctimas de estos dos tiranos, la pena de muerte para los dos acusados. El pliego de acusaciones contiene los siguientes puntos: genocidio, de acuerdo con el Artículo 356 del Código Penal. Dos: ataque armado contra el pueblo y el poder del estado, de acuerdo con el Artículo 163 del Código Penal. La destrucción de edificios e instituciones del estado, sabotaje de la economía nacional, de acuerdo con los Artículos 165 y 145 del Código Penal. Obstruyeron el proceso normal de la economía.

FISCAL: ¿Han oído las acusaciones? ¿Las han comprendido?

CEAUSESCU: No respondo, sólo responderé preguntas ante la Gran Asamblea Nacional. No reconozco a este tribunal. Las acusaciones son incorrectas, y no responderé una sola pregunta aquí.

FISCAL: Anote: no reconoce los puntos mencionados en el pliego de acusaciones.

CEAUSESCU: No firmaré nada.

FISCAL: Esta situación es conocida. La catastrófica situación del país es conocida en todo el mundo. Todo ciudadano honesto que trabajaba duro aquí hasta el 22 de diciembre sabe que no tenemos medicinas, que ustedes dos mataron niños y otra gente de este modo, que no hay nada para comer, no hay calefacción, ni electricidad.

Elena y Nicolae rechazan esto. Otra pregunta para Ceausescu: ¿Quién ordenó el baño de sangre en Timisoara? Ceausescu rechazó contestar.

FISCAL: ¿Quién dio la orden de disparar en Bucarest, por ejemplo?

CEAUSESCU: No respondo.

FISCAL: ¿Quién ordenó disparar a la multitud? ¡Díganoslo!

En ese momento Elena dice a Nicolae: Olvídales. Ya ves que es inútil hablar con esta gente.

FISCAL: ¿No sabe usted nada sobre la orden de disparar?

Nicolae reacciona con estupefacción.

Aún se está disparando, dice el fiscal. Fanáticos a los que usted paga. Están disparando a niños; disparan arbitrariamente a los pisos. ¿Quiénes son esos fanáticos? ¿Son el pueblo, o usted les paga?

CEAUSESCU: No contestaré. No contestaré a ninguna pregunta. No se disparó un solo tiro en la Plaza del Palacio. Ni un disparo. No se disparó a nadie.

FISCAL: Hasta ahora ha habido 34 muertos.

Elena dice: Mira, y a eso lo llaman genocidio.

FISCAL: En todas las capitales de distrito, que usted pomposamente llamaba municipalidades, se sigue disparando. El pueblo era esclavo. Toda la intelectualidad del país huyó. Nadie quería hacer nada más para ustedes.

HABLANTE SIN IDENTIFICAR: Señor Presidente, querría saber algo: los acusados deberían decirnos quiénes son esos mercenarios. ¿Quién les paga? ¿Y quién los trajo al país?

FISCAL: Sí. Acusado, responda.

CEAUSESCU: No diré nada más. Sólo hablaré ante la Gran Asamblea Nacional.

Elena sigue susurrándole. Como resultado, el fiscal dice: Elena siempre ha sido habladora, pero no sabe mucho. He observado que ni siquiera es capaz de leer correctamente, pero se autocalifica de graduada universitaria. Elena responde: los intelectuales de este país deberían oirles a usted y a sus colegas.

El fiscal cita todos los títulos académicos que ella siempre dijo tener.

ELENA CEAUSESCU: La intelectualidad del país oirá de qué nos están acusando.

FISCAL: Nicolae Ceausescu debería decirnos por qué no responde a nuestras preguntas. ¿Qué le impide hacerlo?

CEAUSESCU: Responderé a cualquier pregunta, pero sólo en la Gran Asamblea Nacional, ante los representantes de la clase obrera. Digan al pueblo que responderé todas sus preguntas. Todo el mundo debe saber lo que está pasando aquí. Sólo reconozco a la clase obrera y a la Gran Asamblea Nacional, a nadie más.

El fiscal dice: el mundo ya sabe lo que ha pasado aquí.

No os voy a contestar a vosotros, golpistas, dice Ceausescu.

FISCAL: La Gran Asamblea Nacional ha sido disuelta.

CEAUSESCU: Eso es imposible. Nadie puede disolver la Asamblea Nacional.

FISCAL: Ahora tenemos otro órgano dirigente. El Frente de Salvación Nacional es ahora nuestro cuerpo supremo.

CEAUSESCU: Nadie reconoce eso. Por eso el pueblo está luchando por todo el país. Esa banda será destruida. Ellos organizaron el golpe.

FISCAL: El pueblo lucha contra usted, no contra el nuevo foro.

CEAUSESCU: No, el pueblo lucha por la libertad y contra el nuevo foro. Y no reconozco al tribunal.

FISCAL: ¿Por qué piensa que está luchando la gente hoy? ¿Qué piensa?

Ceausescu responde: Como dije antes, el pueblo lucha por su libertad y contra este golpe, contra esta usurpación. Ceausescu dice que el golpe fue organizado desde el extranjero.

CEAUSESCU: No reconozco a este tribunal. No responderé más. Les hablo ahora a ustedes como simples ciudadanos, y espero que ustedes digan la verdad. Espero que ustedes no trabajen para el extranjero y por la destrucción de Rumanía.

El fiscal pide al defensor de oficio que pregunte a Ceausescu si sabe que ya no es presidente del país, que Elena Ceausescu también ha perdido todas sus funciones oficiales de estado y que el gobierno ha sido disuelto.

El fiscal quiere saber sobre qué base puede continuar el juicio. Debe aclararse si Ceausescu quiere, debe, o puede responder. En este momento la situación es más bien incierta.

Ahora el defensor de oficio, que fue nombrado por el tribunal, pregunta si Nicolae y Elena Ceausescu conocen los mencionados hechos: que él ya no es presidente, que ella ha perdido todas sus funciones oficiales. Él responde: Soy el presidente de Rumanía, y soy el comandante en jefe del ejército rumano. Nadie puede privarme de estas funciones.

FISCAL: Pero no de nuestro ejército, no es usted el comandante en jefe de nuestro ejército.

CEAUSESCU: No les reconozco a ustedes. Les hablo como simples ciudadanos todo lo más, como simples ciudadanos, y les digo: soy el presidente de Rumanía.

FISCAL ¿Qué es usted realmente?

CEAUSESCU: Repito: soy el presidente de Rumanía y el comandante en jefe del ejército rumano. Soy el presidente del pueblo. No hablaré más con ustedes, provocadores, y no hablaré con los organizadores del golpe ni con los mercenarios. No tengo nada que ver con ellos.

FISCAL: Sí pero usted paga a los mercenarios.

No, no, dice. Y Elena dice: es increíble lo que están inventando, increíble.

FISCAL: Por favor, anote: Ceausescu no reconoce las nuevas estructuras legales de poder del país. Aún se considera presidente del país y comandante en jefe del ejército.

¿Por qué arruinó usted tanto al país: por qué exportaba todo? ¿Por qué hacía pasar hambre a los campesinos? El producto que sembraban los campesinos era exportado, y los campesinos venían de las más remotas provincias a Bucarest y a las otras ciudades para comprar pan. Cultivaban el suelo según sus órdenes y no tenían nada para comer. ¿Por qué hizo pasar hambre al pueblo?

CEAUSESCU: No responderé a esta pregunta. Como simple ciudadano, le digo a usted lo siguiente: por primera vez yo garanticé que cada campesino recibiese 200 kilogramos de trigo por persona, no por familia, y que tuviera derecho a más. Es mentira que hiciese pasar hambre al pueblo. Una mentira, una mentira en mi cara. Esto muestra qué poco patriotismo hay, cuántas traiciones criminales se cometieron.

FISCAL: Usted dice haber tomado medidas para que cada campesino tuviera derecho a 200 kilogramos de trigo. ¿Por qué entonces los campesinos compraban su pan en Bucarest?

El fiscal cita a Ceausescu, el programa de Ceausescu.

FISCAL: Tenemos maravillosos programas. El papel lo aguanta todo. Pero, ¿por qué sus programas no son implementados? Usted destruyó los pueblos rumanos y el suelo rumano. ¿Qué dice como ciudadano?

CEAUSESCU: Como ciudadano, como simple ciudadano, le digo lo siguiente: en ningún momento hubo tanto ímpetu, tanta construcción, tanta consolidación en las provincias rumanas. Yo garanticé que cada pueblo tuviera sus escuelas, hospitales y médicos. Lo hice todo para crear una vida decente y rica para el pueblo en el campo, como en ningún país del mundo.

FISCAL: Siempre hemos hablado de igualdad. Todos somos iguales. Todos deberían ser pagados de acuerdo con su trabajo. Ahora finalmente hemos visto su villa en televisión, los platos dorados en los que comía, los alimentos que usted importó, las lujosas celebracioens, fotos de sus lujosas celebraciones.

ELENA CEAUSESCU: Increíble. Vivimos en un apartamento normal, como cualquier otro ciudadano. Hemos asegurado un apartamente para cada ciudadano mediante las leyes oportunas.

FISCAL: Ustedes tenían palacios.

CEAUSESCU: No, no teníamos palacios. Los palacios pertenecen al pueblo.

El fiscal concuerda, pero subraya que los acusados vivían en ellos mientras el pueblo sufría.

FISCAL: Los niños ni siquiera pueden comprar caramelos, y ustedes viven en palacios del pueblo.

CEAUSESCU: ¿Es posible que estemos ante semejantes acusaciones?

FISCAL: Hablemos ahora sobre las cuentas en Suiza, Sr. Ceausescu. ¿Qué hay de las cuentas?

ELENA CEAUSESCU: ¿Cuentas en Suiza? ¡Aporten pruebas!

CEAUSESCU: No tenemos cuentas en Suiza. Nadie ha habierto ninguna cuenta. Esto muestra de nuevo cuán falsos son los cargos. ¡Qué difamación, qué provocaciones! Esto es un golpe de Estado.

FISCAL: Bien, Sr. acusado, si no tiene cuentas en Suiza, firmará una declaración confirmando que el dinero que pueda haber en Suiza se transferirá al Estado rumano, al Banco Nacional.

CEAUSESCU: Discutiremos esto ante la Gran Asamblea Nacional. No diré nada aquí. Esto es una vulgar provocación.

FISCAL: ¿Firmará la declaración ahora o no?

CEAUSESCU: No, no. No tengo ninguna declaración que hacer, y no firmaré una.

FISCAL: Anote lo siguiente: el acusado rechaza firmar esta declaración. El acusado no nos ha reconocido. También rechaza reconocer al nuevo foro.

CEAUSESCU: No reconozco a ese nuevo foro.

FISCAL: Luego conoce el nuevo foro. Tiene información sobre él.

Elena y Nicolae Ceasescu dicen: ustedes han hablado de él. Han hablado de él aquí.

CEAUSESCU: Nadie puede cambiar las estructuras del Estado. Esto no es posible. Los usurpadores han sido severamente castigados durante los siglos pasados en la historia de Rumanía. Nadie tiene derecho a abolir la Gran Asamblea Nacional.

El fiscal se dirige a Elena: usted ha sido siempre más inteligente y más habladora, una científica. Usted era la más importante ayudante, la número dos en el gabinete, en el gobierno.

FISCAL: ¿Sabía usted del genocidio de Timisoara?

ELENA CEAUSESCU: ¿Qué genocidio? De todos modos, no contestaré más preguntas.

FISCAL: ¿Sabía usted del genocidio o usted, como química, sólo se ocupaba de los polímeros? Usted, como científica, ¿sabía usted de eso?

Aquí Nicolae Ceausescu se avanza y la defiende.

CEAUSESCU: ¡Sus escritos científicos se publicaban en el extranjero!

FISCAL: ¿Y quién escribía esos escritos para usted, Elena?

ELENA CEAUSESCU: ¡Qué desvergüenza! Soy miembro y presidente de la Academia de Ciencias. ¡No puede hablarme de ese modo!

FISCAL: Es decir, como viceprimera ministra, ¿usted no sabía nada del genocidio?

FISCAL: ¡Así es como trabajaba usted por el pueblo y ejercía sus funciones! Pero ¿quién dió la orden de disparar? ¡Responda a esta pregunta!

ELENA CEAUSESCU: No responderé. Les dije al principio que no respondería a ninguna pregunta.

CEAUSESCU: Ustedes como oficiales deberían saber que el gobierno no puede dar orden de disparar. Pero aquellos que disparaban a la juventud eran los hombres de seguridad, los terroristas.

ELENA CEAUSESCU: Los terroristas son de la Securitate.

FISCAL: ¿Los terroristas son de la Securitate?

ELENA CEAUSESCU: Sí.

PROSECUTOR: ¿Y quién dirige la Securitate? Otra pregunta...

ELENA CEAUSESCU: No, yo no dí una respuesta. Esto era sólo información para ustedes como ciudadanos.

CEAUSESCU: Quiero decirles como ciudadanos que en Bucarest...

FISCAL: Hemos terminado con usted. No necesita usted decir nada más. La siguiente pregunta es: ¿cómo murió el General Milea [Vasile Milea, ministro de defensa de Ceausescu]? ¿Fue asesinado? ¿Y por quién?

ELENA CEAUSESCU: ¡Pregunte a los médicos y al pueblo, no a mí!

CEAUSESCU: Le haré una contrapregunta. ¿Por qué no plantea la pregunta así: por qué cometió suicidio el General Milea?

FISCAL: ¿Qué le indujo a cometer suicidio? Usted le llamó traidor. Esa fue la razón de su suicidio.

CEAUSESCU: El traidor Milea cometió suicidio.

FISCAL: ¿Por qué no lo llevó a juicio e hizo que se le condenase?

CEAUSESCU: Sus actos criminales sólo se descubrieron después de que se suicidase.

FISCAL: ¿Cuáles fueron sus actos criminales?

CEAUSESCU: No exigió a su unidad cumplir su deber patriótico.

Ceausescu explica en detalle que sólo supo de sus oficiales que el General Milea se había suicidado. El fiscal le interrumpe.

FISCAL: Usted siempre ha sido más hablador que su colega. Pero ella siempre ha estado a su lado y aparentemente le proporcionaba la información necesaria. Pero deberíamos hablar aquí abierta y sinceramente, como corresponde a intelectuales. Ya que, después de todo, ambos son miembros de la Academia de Ciencias.

Ahora díganos, qué dinero se usó para pagar sus publicaciones en el extranjero: las obras escogidas de Nicolae Ceausescu y las obras científicas de la llamada académica Elena Ceaucescu.

Elena dice: Llamada, llamada. Ahora nos niegan todos nuestros títulos.

FISCAL: De nuevo, volvamos al General Milea. Dice usted que no obedeció sus órdenes. ¿Qué órdenes?

CEAUSESCU: Sólo responderé a la Gran Asamblea Nacional. Allí diré de qué modo traicionó a su patria.

FISCAL: Por favor, pregunte a Nicolae y Elena Ceausescu si alguna vez sufrieron alguna enfermedad mental.

CEAUSESCU: ¿Qué? ¿Qué tiene que preguntarnos?

FISCAL: Si padecieron ustedes alguna vez alguna enfermedad mental.

CEAUSESCU: Qué obscena provocación.

FISCAL: Esto debería servir a su defensa. Si usted tuvo una enfermedad mental y lo admite, no sería responsable de sus actos.

ELENA CEAUSESCU: ¿Cómo puede alguien decirnos algo así? ¿Cómo puede alguien decir algo así?

CEAUSESCU: No reconozco a este tribunal.

FISCAL: Ustedes nunca fueron capaz de mantener un diálogo con el pueblo. No estaban acostumbradon a hablar con el pueblo. Ustedes mantenían monólogos y el pueblo tenía que aplaudir, como en los rituales de los pueblos tribales. Y hoy ustedes están actuando de la misma manera megalomaniaca. Ahora estamos haciendo un último intento. ¿Quieren firmar esta declaración?

CEAUSESCU: No, no firmaremos. Y tampoco reconozco a la defensa de oficio.

FISCAL: Por favor, anote: Nicolae Ceausescu rechaza cooperar con la defensa de oficio nombrada por el tribunal.

ELENA CEAUSESCU: No firmaremos ninguna declaración. Sólo hablaremos en la Asamblea Nacional, porque hemos trabajado duro por el pueblo toda nuestra vida. Hemos sacrificado nuestras vidas al pueblo. Y no traicionaremos a nuestro pueblo aquí.

El tribunal señala que las investigaciones han concluido. Sigue la lectura de las acusaciones.

FISCAL: Sr. Presidente, encontramos a los dos acusados culpables de haber cometido actos cirminales de acuerdo con los siguientes artículos del Código Penal: Artículos 162, 163, 165 y 357. Dadas estas acusaciones, pido la pena de muerte y la confiscación de todas las propiedades de los dos acusados.

La defensa de oficio actúa ahora e instruye a los Ceausescu nuevamente sobre que tienen derecho a la defensa y que deberían aceptar este derecho.

DEFENSA DE OFICIO: Incluso aunque él, como ella, cometieron actos nefastos, queremos defenderles. Queremos un juicio legal. Sólo un presidente que se halla confirmado en su cargo puede pedir hablar ante la Gran Asamblea Nacional. Si ya no tiene una función concreta, no puede pedir nada. Entonces es tratado como un ciudadano normal. Puesto que el viejo gobierno ha sido disuelto y Ceausescu ha perdido sus funciones, ya no tiene derecho a ser tratado como presidente. Por favor anote que se ha declarado que se han observado todas las regulaciones legales, que éste es un juicio legal. Así pues, es un error que los dos acusados rechacen colaborar con nosotros. Este es un juicio legal, y yo les hago honor al defenderles.

Al comienzo, Ceausescu decía que es una provocación preguntarle si estaba enfermo. Rechazó pasar un examen psiquiátrico. Pero hay una diferencia entre una enfermedad real que debe ser tratada y la enfermedad mental que lleva a actos en consonancia, pero que es negada por la persona en cuestión. Usted ha actuado de una manera muy irresponsable; usted llevó al país al borde de la ruina y será condenado sobre la base de los puntos contenidos en el pliego de acusaciones. Es usted culpable de estos delitos incluso aunque no quiera admitirlo. Pese a ello, pido al tribunal que tome una decisión que pueda ser justificada más tarde. No debemos permitir que surja la menor impresión de ilegalidad. Elena y Nicolae Ceausescu deben ser castigados en un juicio realmente legal.

Los dos acusados deberían saber también que tienen derecho a una defensa de oficio, incluso si la rechazan. Debe quedar establecido de una vez por todas que este tribunal militar es absolutamente legal y que las antiguas posiciones de los dos Ceausescu ya no son válidas. Pero serán condenados, y a una condena que se basará en el nuevo sistema legal. No sólo se les acusa de delitos cometidos durante los últimos días, sino de delitos cometidos durante los pasados 25 años. Tenemos suficientes datos sobre este periodo. Pido al tribunal, como parte en el juicio, que tome nota de que se han probado todos estos puntos, que los dos han cometido los delitos mencionados. Finalmente, quisiera referirme una vez más al genocidio, las numerosas matanzas llevadas a cabo en los últimos días. Elena y Nicolae Ceausescu deben ser considerados totalmente responsables de ellas. Pido ahora al tribunal que emita un veredicto con base en la ley, porque todos deben recibir el debido castigo por los delitos que hayan cometido.

Sigue el discurso final del fiscal:

FISCAL: Es muy difícil para nosotros actuar, emitir un veredicto sobre gente que ni siquiera quiere admitir los delitos criminales que han cometido durante 25 años y admitir el genocidio, no sólo en Timisoara y Bucarest, ni en general los delitos cometidos durante los pasados 25 años. Esto demuestra su falta de entendimiento. No sólo privaron al pueblo de calefacción, electricidad, y alimentos, también tiranizaron el alma del pueblo rumano. No sólo mataron niños, jóvenes y adultos en Timisoara y Bucarest; también permitieron a los miembros de la Securitate llevar uniformes militares para crear la impresión entre el pueblo de que el ejército está contra él. Querían separar al pueblo del ejército. Solían coger gente de los orfanatos o del extranjero a la que entrenaban en instituciones especiales para convertirla en asesinos de su propio pueblo. Eran ustedes tan impertinentes como para cortar líneas de oxígeno en los hospitales y disparar a la gente en sus camas en el hospital. La Securitate ha escondido reservas de alimentos de las que Bucarest podría haber vivido durante meses, todo Bucarest.

¿De quién están hablando? Pregunta Elena.

FISCAL: Siempre han proclamado que hemos construido nuestro país, hemos pagado la deuda externa, pero con ello desangraron el país hasta la muerte y se embolsaron dinero suficiente para asegurar su huida. No necesita admitir sus errores, señor. En 1947, asumimos el poder, pero en circunstancias completamente diferentes. En 1947, el Rey Miguel mostró más dignidad que usted. Y usted quizá habría sido comprendido por el pueblo rumano si hubiera admitido su culpa. Debería haberse quedado en Irán a donde había volado.

En respuesta, los dos ríen, y ella dice: No nos quedamos fuera. Este es nuestro hogar.

FISCAL: Estimado Sr. Presidente, he sido de los que, como abogado, habría gustado oponerme a la pena de muerte, porque es inhumana. Pero no estamos hablando de gente. No pediría la pena de muerte, pero sería incomprensible para el pueblo rumano tener que seguir sufriendo esta gran miseria y no terminarla condenando a los dos Ceausescu a muerte. Los crímenes contra el pueblo crecían año a año. Sólo estaban ocupados en esclavizar al pueblo y construir un aparato de poder. No estaban realmente interesados en el pueblo.

Tras unos momentos de transmisión de la televisión rumana, el vocal anuncia que el veredicto en el juicio de Elena y Nicolae Ceaucescu es la pena de muerte. Todas sus propiedades serán confiscadas.


(3) General Gica POPA: se “suicidó” en 1990.

Etiquetas:

32 Comments:

Anonymous Anónimo said...

el ser humanio ha demostrado que no es capaz de eliminar la miseria: solo repite estupideces y elimina lo que a su "intelecto " le parece lo mejor. Y los tiranos actuales....? Castro Ruz, Líderes de la China Comunista, ¿Cuando pagaran...?
Solo miserias...

7:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

No se pueden comparar ninguno de esos paises entre sí.

En cuanto al juicio es cierto q estaba cargado de irregularidades pero desgraciadamente no todas lasacusaciones fueron falsas. A finales de la decada de 1980 Rumania ya había pagado su deuda externa, de hecho se dice que algunos paises les debían dinero a ellos. Sin embargo la escasez de alimentos y de productos de primera necesidad creció a unos niveles asombrosos. No pueden negarse todas las acusaciones, en 1989 se pasaba hambre. En cuanto a las demás acusaciones habrá que seguir estudiando.

4:02 p. m.  
Blogger Jesús Larrañaga said...

Ni es el modo de hacerlo ni eran los golpistas los verdaderos representantes del pueblo rumano. NO fué más que una espantosa farsa para lapidar el sistema socialista al margen de sus logros y fallos

5:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Maldito sea el Comunismo,maldito sea Ceausescu, Castro y Hugo Chavez.

11:40 p. m.  
Anonymous EUGENE LEVINE said...

lo mas vergonzoso no fue el juicio si no la ejecucion rastrera y vergonzosa.a los que dudan de que el comunismo mejoro rumania solo decir una cosa desde que fue vilmente asesinado ceaucescu,mas de 3 millones de rumanos se han tenido que marchar al extranjero. la mayoria en los ultimos años porque no tienen para comer,para que aprendais un poco reaccionarios "anonimos".

LEVINE,GUEVARA,CEAUCESCU MARTIRES DE LA LIBERTAD. NO OS OLVIDAREMOS

12:05 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Lamentablemente los vicios, corrupciones, atropellos, genocidios y la buena vida que se dan los protagonistas de los regimenes totalitarios, en este caso el comunismo rumano, no se ven y estudian, sino después de unos cuantos muertos. Digo MUERTOS, porque estos tipos de gobiernos no cuentan votos, sino MUERTOS, o lo que es lo mismo para ellos, contrarrevolucionarios, imperialistas y todo los epitetos que los comunistas endilgan a los que no piensan como ellos. los Ceausescu están bien muertos!!! ABAJO LAS DICTADURAS COMUNISTAS EN EL MUNDO, MUERA FIDEL Y CON EL, SU MARIDO CHAVEZ!!!

6:06 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Deberiais establecer algun sistema de filtro de comentarios a fin de evitar la propaganda anticomunista por parte de algunos fascistas degenerados (valga la redundancia.

3:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Le crei todo a los dirigentes de la oposiciòn en Venezuela desde el 10 de diciembre de 2001 cuando se nos dijo que habia que parar el país porque el régimen nos llevaba a la ruina; crei en los videos que nos presentaban a unos pistoleros masacrando nuestra manifestación del 11 de abril de 2002; creí que no había habido un golpe de Estado sino un vacío de poder; creí en la justicia de los petroleros con su huelga por que era justa y no era política; crei que el referéndum revocatorio del Presidente había sido un fraude; hasta hoy con las elecciones que volvió a ganar chavez creí todo eso. ACABO DE LEER EL "JUICIO" A CEAUSESCU Y AHORA SE QUE EN EL PASADO TAMBIÉN FUI VICTIMA DE LAS MENTIRAS Y DE LAS MANIPULACIONES QUE NOS PRESENTARON LA SITUACIÓN RUMANA Y EL ASESINATO DE ESA PAREJA DE SERES HUMANOS, COMO EL PRODUCTO DE UN JUICIO POPULAR Y JUSTO. RECUERDO AHORA LA PRENSA DE VENEZUELA DEL 12 DE ABRIL DE 2002 QUE CLAMABA PORQUE "CHAVEZ DEBÍA PAGAR LOS ASESINATOS QUE HABÍA COMETIDO". ¡QUE GENTE TAN RUÍN Y QUE INGENUOS SOMOS LOS QUE NOS HAMOS DEJADO ENGAÑAR TAN PROLONGADAMENTE...!

5:34 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

hAY UN CAMARADA QUE YA QUIERE PROMOVER LA CENSURA PARA QUE NO INFECTEN LOS FASCISTAS....POBRE DESGRACIADO, DICTATORZUELO, DEJA A LA GENTE QUE SE EXPRESE Y DIGA LO QUE QUIERA. GENTE COMO TU ES LA QUE SOBRA EN LA DEMOCRACIA Y DEBERIAS ESTAR EN UN PAIS TERCER MUNDISTA PARA QUE TE LAVASEN MÁS EL CEREBRO, SI ES QUE TE QUEDA ALGO.

3:42 a. m.  
Blogger RedBass said...

Le felicito por su trabajo! Su blog es una fuente de verdades tan valiosa que es una pena tremenda que no entren todas las personas...
Soy de Rumania, y me duele muchisimo ver como mis compatriotas han caido, muchos de ellos en esta mentira que han tejido poco a poco para ensuciar el nombre del comunismo, el nombre de Ceausescu...
Le agradezco de todo corazon por el articulo que ha puesto aqui, yo hago muchas traducciones historicas para la gente que de verdad conoce y respeta todo lo que ha pasado, la gente buena e inteligente, y deseo decirle que si necesita cualquier cosa que le pueda aydar no dude en escribirme en mi blog.

Un saludo!

2:13 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Desde el punto de vista juridico, Ceausescu tenia la razon, pues segun la Constitución rumana, el solo debia responder frente a la gran Asambela Nacional. Ademas, no termino de entender porque la gente sigue nombrando a los acontecimiento del 89 revolución, por dios, eso no fue nunca una revolución, fue un golpe de Estado apoyado por Moscu y el occidente, Por Moscu, pues le incomodaba la postura de Ceausescu e irionicamente los del Frente de Salvacion Nacional le estaban haciendo gratis el trabajo a accidente.

2:37 p. m.  
Blogger Manuel Gerardo Monasterio said...

Lo felicito por su trabajo revisionista. Hace muchos alos comencé un breve ensayo acerca del asesinato de Ceausescu, pero optras actividades me impidieron terminarlo y publicarlo, cosa que haré pronto motivado, debo decirlo, por lo que he leido aqui escrito por usted. Otra vez, gracias y hasta pronto.
Dr.Manuel Monasterio

10:38 a. m.  
Blogger Stefano said...

Ceausescu fue 1 grand lider

2:14 p. m.  
Blogger Eugenio said...

Hola, en realidad conozco poco de este tema pero me interesaria, saber si los CEAUCESCU tenian, algo de culpa o eran totalmente inocentes. yo soy cubano y se que las cosas nunca son tan malas como nos las pintan ni tan buenas como nos hacen creer

12:46 p. m.  
Anonymous Gabriel Biestro. MÉXICO said...

Me considero afín al marxismo, al marxismo-leninismo, a la URSS y al socialismo científico e histórico, el materialismo dialéctico, creo en Stalin y creo que a él como a muchos otros personajes marxistas los han cubierto de una leyenda negra que ha surtido gran efecto. creo efectivamente que en Rumania lo que ocurrió fue un golpe de estado apoyado por Moscú para fortalecer su posición negociadora y entreguista ante las potencias occidentales, pero creo también que Ceausescu cometió gravísimos errores que permitieron que se desbordara la situación, sus viajes al extranjero en las últimas semanas, la reducción de la calefacción ese invierno y la escasez de alimentos en la ultima temporada no ayudaron, y un error estratégico, la manifestación convocada que prendió la mecha... la caída la sirvió en bandeja de plata a los contrarrevolucionarios y si eso está aderezado por el hecho de que sí se cometieron errores, omisiones y excesos en la contrucción del socialismo nos da como resultado un polvorín que occidente aprovechó para evitar una reforma y propiciar una implosión.

8:32 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

CONOCI LA HISTORIA DE CEAUCESCU POR EL BIOGRAPHY CHANNEL. Y COINCICO CON QUIEN COMENTA QUE NO ERAN DEL TODO CULPABLES, PERO TAMPOCO FALSAS TODAS LAS ACUSACIONES. SIN EMBARGO, TENIAN HASTA ANTES DE SU MUERTE MUCHOS SEGUIDORES, Y SE HABRÍA DERRAMADO AUN MUCHA MAS SANGRE INOCENTE. POR OTRA PARTE, NADA JUSTIFICABA LA MISERIA EN QUE TENIAN AL PUEBLO RUMANO Y EL HABER CAMBIADO TAN DRASTICAMENTE LA FISONOMIA DE LAS COMUNIDADES RURALES.

10:26 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

increible, que se hable de juicios farsa o no farsa. ¿que pasaba con los horfelinatos y los niños que vivian en ellos? ¿que pasaba con la gente que se moria de hambre?, ¿tenian juicios justos? me parece bien que el pueblo tome las riendas y extermine a las alimañas organizadas.

2:33 a. m.  
Blogger mericeri said...

Fidel Ceasescu y todos los comunistas son peores que los nazis, que Dios los perdonen

9:45 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

y yo me cago en tu puto dios, nazi-fascista...tu no eres peor que ellos, eres ellos, un nazi, que es lo peor, la mas ruin bajeza humana contra la que lucharosn y murieron millones de personas de todo el planeta tierra...entre ellos rumanos de esos que tanto odias y que dieron su sangre contra el nazismo por TU LIBERTAD.

4:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Veo que el Presidente CEAUCESCU, REALIZÒ durante sus años , buenas cosas y gran desarrollo para su pueblo, y parece que en los ùltimos años se descuidò y cometiò errores estratègicos. Por ello, ¿què importante es la democracia, para que se transparente todo, y se hagan los cambios necesarios. Se entiende que en esa època, , la caida del socialismo en Europa, fue fàcil su derrocamiento con la ayuda de RUSIA CAPITALISTA Y EL IMPERIO GRINGO ASESINO, ASÌ COMO ESTABAN LAS COSAS ERA INEVITABLE. ES bien claro que este juicio fue una FARSA MAS orquestado por el imperio gringo.El juicio no fue justo por el lugar (BASE MILITAR) eso es golpe de estado. LA forma, etc. Conociendo al CAPITALISMO, que su instrumento tìpico es el asesinato , YA que obedecen a un DIOS DINERO, SON ABUSIVOS, PREPOTENTES, EGOCENTRISTAS, LOS DEMÀS SON SECUNDARIOS, ESCLAVOS, CHUSMA,ETC. REALIZARON OTRA FARSA, ASESINARON A SADDAN HUSEIN (PRESIDENTE IRAKI), EEUU, dictaminò su muerte e hicieron una farsa de juicio. Los asesinos gringos y gobiernos europeos còmplices, inventaron pretextos para invadir IRAK, y sacar jugosas ganancias de esta guerra, ademàs de adueñarse de el petròleo, violaron todo derecho internacional, la libre determinaciòn de los pueblos, ,todo derecho humano, el mundo clamò parar el genocidio, pero no hicieron caso. LOS IRAQUIES UN PUEBLO NOBLE Y VALIENTE TIENE TODO DERECHO A SU DEFENSA, pero el perverso capitalista e infame, dio rienda suelta a su voracidad de sangre inclusive utilizandolo a DIOS. Y ASESINO A MÀS DE 600.000 PERSONAS, ENTRE ELLAS, NIÑOS MUJERES Y ANCIANOS, ME PREGUNTO ¿ESTOS GOBIERNOS MANCHADOS DE SANGRE ESCAPARÀN AL JUICIO DIVINO? Y BUSH, BLAIR , AZNAR, POLONIA ETC.ETC, LIBRES ,ASESINOS SUELTOS. rUMANIA , CREYÒ QUE EN EL CAPITALISMO TODOS VAN A SER RICOS, nosotros somos del tercer mundo y sabemos la farsa que es este sistema, aquì no hay libertad lo que hay es libertinaje, decadencia, el pez grande se come a los honestos al pez chico, te obligan a corromperte para sobrevivir, hay mafias, sicarios, etc.desempleo, contaminaciòn,racismo, es una podredumbre. Al CAPITALISMO HAY QUE DERROTARLO EN LAS URNAS, Y ASÌ LO ESTAMOS HACIENDO, CON LA DEMOCRACIA PARTCIPATIVA DEL PUEBLO , CAEN ESTOS PILLOS. aHORA Tiene que JUSGARSE Y SANCIONARSE A los golpistas por ASESINOS, militares, fiscales, abogados, complices , etc. por el asesinato del presidente CEAUCESCO Y SU ESPOSA, ESA deuda sera la sombra en ese pais, extraditar a los culpables , igualmente para los asesinos de IRAK y ahora en AFGANISTAN, INCLUYENDOLO A OBAMA.

1:00 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Felicito al autor y a los compañeros que participan entregando antecedentes y opiniones con el interes de entender y de aportar por la construcción de una sociedad más justa y humanista.

Sin embargo no veo la misma actitud en los comentarios de los que hablan en nombre de dios... la intolerancia parece ser parte de su dogma y su dogma los anula en su capacidad de dicernir y racionalizar lo que dicen...
sus comentarios solo demuestran su origen y su extraccion de clase, su ignorancia y su pésima calidad humana, reflejada en sus comentarios llenos de odio y sed de sangre...
Son como las caricaturas que en sus clubes, medios y aulas hacen del sistema socialista...son lo que dicen temer y odiar.

Juramos Vencer y Venceremos
Bautista Cienfuegos

4:44 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Queda demostrado que el socialismo solo expande miseria y destrucción allá donde pone la garra.
Malditos sean los "salvadores del pueblo" que han aniquilado a más de CIEN millones de personas en todo el siglo XX.

4:17 a. m.  
Anonymous Carles. said...

Slud y grvia, camarada, ha siso todo un descubrimiento tu blog. ¿Sería posible que me enviaras un enlace con los hechos concretos de Timisoara, si existe un trabajo serio y completo, aparte de la propaganda fascista a la que sólo podemos acceder en la España de la democracia de pandereta monárquica?
Gracias de nuevo y Salud! Carles.

Te dejo enlaces a mis bitácoras:

http://elcolomimissatger.blogspot.com/

http://lacasaeuropa.blogspot.com/

Y la de los comunistas de Cataluña:

http://www.roigesfera.org/

3:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ceaucescu cayó por su propio peso. Tras una serie de protestas rurales en 1989 cometió el desliz de ordenar al ejército que disparara contra la población civil. Esto llevó a que la protesta se extendiera hasta Bucarest donde el ejercito terminó aliándose con el pueblo, capturando y asesinando a Ceaucescu y su mujer tras un juicio sumario donde se lo acusó por genocido. El gobierno de Ceauscesu es un claro simbolo de hasta que punto Comunismo y Fascismo se dan la mano creando gobiernos de asesinos. Lo curioso es que matan "en nombre del pueblo" y que usan el dogmatismo mas casposo para justificar su ambicion y, en el caso de Ceaucescu, justificar los miles de crimenes que se cometieron durante su dictadura. A su muerte, la banca Suiza certificó que tenia varios milones de dolares en varias cuentas ( a nombre de su hijo).Todo eso mientras "el pueblo" se moria de hambre.. !Que verguenza!

6:34 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Como estos monstruos pudieron en nombre del Socialismo construir semejante dictadura. Aunque no apoyo la pena de muerte creo que era necesario en este caso para que Rumanía pudiese salir de aquella situación. Debería ocurrir lo mismo en Corea del Norte y Cuba.
Fuera la tiranía en nombre del comunismo !!!!!!

2:39 p. m.  
Anonymous Sevan said...

Su articulo solo denota una gran ignorancia y una total falta de conocimiento del tema sobre el que escribe.
Cierto es que aquel juicio fue irregular, sin duda; pero alabar las virtudes y la maravillosa gestion de ese personaje no es otra cosa que reirse y pisotear el sufrimiento de un pueblo maltratado, humillado, expoliado, acosado y asesinado durante 25 horribles anos que muy bien le hubiera venido a usted vivir para aprender a ser un poco mas comedido en su defensa ciega de lo indefendible.
Sinceramente, no se lo deseo; ni a usted ni a nadie.

4:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

El comunismo es como todo: tiene sus cosas buenas y sus cosas no tan buenas. A los que siempre ponen a Dios por medio les diré que ideas más comunistas que las de Jesucristo no ha habido en la tierra. El siempre se rodeaba de leprosos, pobres, mendigos, etc. hablaba de paz, igualdad y, no se rodeaba de banqueros, especuladores, terratenientes y "gentuza" de ese tipo. ¡Ah! se me olvidaba: El papa del 36, bendijo los cañones a Franco.

4:39 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me pareció muy interesante el artículo; ya había tenido oportunidad de ver varios videos sobre el juicio sumarísimo, la ejecución y el entierro del matrimonio Ceaucescu. Lo que me impactó más de la transcripción fue la postura de su defensa haciéndoles imputaciones a sus defendidos; por supuesto, que a eso no puede llamarse juicio y peor aún ante militares. En México, nuestra Constitución prohíbe que seamos juzgados por un tribunal especial; como ciudadanos debemos ser juzgados por tribunales civiles no por por tribunales castrenses; yo repruebo eso, es indigno para cualquier ser humano. No estoy de acuerdo con los regímenes totalitarios y lo que provocan: hambruna, muerte, destrucción y odio; pienso que tenían culpa sobre muchas cosas; pero ello no justifica la actuación de quienes condenaron a muerte a esos ancianos; sí ancianos, cuánto podían tardar en morir... esa fue una acción reprobable de todos los que estuvieron presentes en tan fantoche "juicio".
Sólo me resta preguntar a quienes han hablado en este foro con profundo desprecio contra ese dictador, si la muerte de estos pobres cambió algo, mucho o nada la situación actual de Rumanía? Incluso de otros países en el mundo? Sí, esos viejos cometieron errores y delitos durante veinticinco años en el poder; errores y delitos graves contra la humanidad, que por cierto, no pagaron ni aún con tan triste ejecución ... Patricia H

1:33 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¨Se moria de hambre¨...de verdad? :) creo que no eres bien informado...

5:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ceausescu era un patriota, es mentira que el pueblo rumano pasaba hambre, el pais estaba bien defendido, en dia de hoy no tenemos nada. Rumania es un pais rico, el mataron a Ceausescu para que ellos puede robar todo a el pueblo rumano. Un rumano no olvida nunca ni el bien, ni el mal.

10:33 p. m.  
Blogger Blogchevique said...

Sólo podemos decir "viva siempre el camarada Ceaucescu" y victoria para la sufrida y hoy oprimida clase obrera y pueblo de Rumania que un día romperá sus cadenas!!!

5:07 a. m.  
Blogger Blogchevique said...

Surge: tus despreciables insultos no serán tolerados. No tenemos culpa de la basura que existe en tu cerebro. Te rogamos vomites en otro espacio, muchas gracias.

8:12 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home