Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

23 de octubre de 2010

NUEVA PROVOCACION DE ISRAEL EN EL SUR DE LIBANO.


 La visita al Libano del presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, los dias 13 y 14 de octubre pasados, ha estado amenizada por una nueva violación de Israel  de varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU : las fuerzas armadas sionistas dieron la bienvenida al mandatario persa realizando su aviación maniobras que violaron el espacio aereo de Líbano, incluyendo provocadoras simulaciones de bombardeo sobre zonas pobladas del sur del país.

El lider persa afirmó ante decenas de miles de libanes en la ciudad de Bint Jbeil, que el Estado sionista desaparecerá. Desde allí fue a la ciudad de Cana, donde participó en un homenaje a las 110 personas asesinadas por el Tshal durante un bombardeo en la operación "Uvas de la ira", cuando esas personas se habian refugiado en una base de la ONU en el ataque israelí de 1996 y otras 29 asesinadas en 2006 en un refugio civil.

También afirmó que si no fuera por la resistencia, no habría sido reconocida la frontera entre líbano y el ocupante israelí.

En su desplazamiento a Beirut fue aclamado por miles de libaneses y el lider de Hezbollah, Nasralá le ofreción un fusil israelí capturado durante la guerra de 36 dias que tuvo lugar en 2006, en la que las tropas sionistas fueron derrotadas en su ofensiva contra el sur del Líbano por las milicias de Hezbolá, mientras que el ejército libanés permaneció inactivo.

En la actualidad, Hezbolá comparte el poder en Líbano en un fragil gobierno de unidad que apoyan las potencias occidentales.

Las frecuentes declaraciones de Ahmadineyad contra el sionismo, y el apoyo militar y político que Irán presta a Hezbolá, contradicen el papel de sostén que Irán ha prestado al gobierno marioneta de Al Maliki en Bagdad, desde que fue impuesto por las tropas de ocupación anglonorteamericanas, al servicio de las necesidades de Israel.

El Estado sionista de Israel, como permanente amenaza para la paz y el desarrollo en Oriente Medio, solo desaparecerá por la acción de las masas populares en el entorno de una amplia coalición de países antiimperialistas.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

lamentable!

10:22 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home