Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

21 de julio de 2013

Henri Alleg, uno de los grandes bolcheviques franceses

Pocos camaradas franceses han tenido el heroísmo legendario de ese periodista comunista bajito y amable, de origen judío, que entregó su vida a las causas mas nobles y a la mas noble de todas: la construcción del comunismo. Si han habido otros de los que sentir profundo orgullo como comunistas: Jeanne Labourbe asesinada por la contrarrevolución rusa en Odessa el 2 de marzo de 1919, André Marty organizador y jefe de las Brigadas Internacionales, Georges Politzer profesor fusilado por los nazis en 1941, Gabriel Peri, miembro del CC fusilado por los nazis en 1941, Pierre Georges "Coronel Fabien", jefe de la resistencia comunista caído en combate en 1944, André Moine comunista implicado en la guerra revolucionaria argelina, Fernand Yveton guillotinado por el colonialismo francés en Argel por haber puesto una bomba en apoyo al FLN, Jean Suret-Canale, constructor de la ciencia social de la liberación de los pueblos africanos negros del colonialismo francés, Georges Boudarel luchador con el Vietnam contra el colonalismo francés, los comunistas asesinados en París en 1962 en apoyo a Argelia, ...
Realmente la historia del comunismo en francés está llena de grandes héroes aunque ese ruin partido socialdemócrata que llega la gloriosa sigla de PCF permita hoy pensar otra cosa.
Alleg es uno de ellos
El Che recibido en Argel por el diario Alger Republicain en 1960

Joven obrero judío francés llega a Argel en 1939 con 18 años. Su adhesión al comunismo le lleva a ingresar con 20 años en 1941 al Partido Comunista argelino (PCA) que es ilegal. Se convierte en periodista y dirige el periódico comunista Alger Républicain en el que escribe Albert Camus que es prohibido por los colonialistas franceses. Los comunistas del PCA dan su apoyo a la guerra de liberación lanzada por el FLN y la represión francesa se abate sobre ellos. Henri será capturado en 1957 y sometido a bárbaras torturas por los paracaidistas del fascista general Bigeard. Les dice retador:"Os espero, no me dais miedo".
Narrará sus torturas en una obra de denuncia clásica, La Question, prologada por el filósofo Paul Sartre. Aunque con su sufrimiento y lucha se gana el derecho a vivir en su patria liberada, Argelia, el golpe de 1965 dirigido paradójicamente por el ala de izquierda del Ejército revolucionario de Bumedián lleva a la prohibición de Alger Republicain y del Partido Argelino de la Vanguardia Socialista (PAGS). Alleg debe refugiarse en Francia donde se convierte en secretario del diario comunista L'Humanité. Cubre como corresponsal del mencionado diario la Revolución portuguesa de los claveles, la transformación de China, la URSS, los EE.UU,...

Fiel a su cita con todas las causas justas, funda en 1986 la Asociación de combatientes de la Causa Antifascista (ACCA), participa en el Tribunal Russell, participa en la fundación del Comité Honecker para apoyar a los comunistas vilmente perseguidos por la contrarrevolución capitalista sufrida en el Este europeo de 1989 a 1991. Se opone activamente a la deriva socialdemócrata, anticomunista y liquidadora de la dirección que toma el control de su Partido, el PCF. Forma la oposición con Georges Hage, Remy Auchedé y Georges Gastaud que terminará por crear el Polo por el Renacimiento Comunista de Francia (PRCF), organización en la que militó hasta morir a los 91 años. Condena la contrarrevolución criminal que destruyó el socialismo en una serie de países euro-asiáticos.
Sus obras son excelente literatura marxistas: La Question en 1958, Etoile Rouge et Croissant Vert, SOS America, Le gran bond en arrièreMemoire Algerienne y otras mas. En su obra sobre China El siglo del dragón de 1994 escribe que "China es hoy la única potencia que contesta el liderazgo mundial americano".

Honor eterno a la memoria del comunista argelino, francés Henri Alleg.
Si alguien nos informa sobre la lista de sus magníficas obras traducidas al castellano será un honor darla a conocer.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous AnonimoTrotskista said...

Ay lido varios de sus artigos e sobretudo el SOS America, que se passa dentro de la America de Reagan, en una altura en que la calida de URSS eres un cenario inpensable.Es un trabao serio, tipo periodista,adonde visita la America real, no la vendida por la mentira de Reagan e desmonta el mito de Reagan como un presidente popular, el estado de los sindicatos americanos, la pobreza crescente que amenaça a una explosion, que solo ahora se está vendo e describe la podre sociedad americana.En cada lugar que visista, describe la verdade por detrás de la propaganda que iludiu muchos, como en URSS de Gorbachov que vian en America un mundo maraviilloso, e busca las raizes de los problemas historicos, desmontando la traicion de los sindicatos coo clave para el control del capiatlismo sobr elos pobres.Ya nessa altura apuntava que reagan no eres un presidente popular, havia un crescimento economico de algunas areas que criava una classe media burguesa ilusoriamnete prospera, que estoró en 2008, pero al mismo tiempo relatava el crescnete epobrecimento de la classe trabaadora americaca, que hoy gana menos de metad que hasta 30 anos.Tudo impieçó con Reagan.Esse tema es tabu en la prensa livre.Un trabajo periodico serio, muy acessível de leer e desprentensioso.E en que se le nas entrelinhas mucho de lo que se passa hoy, nomeadamente en la explosion de descontento en que se vive...Retrata America de una forma poco visto!Vale apena ler!
Sinto por su muerte e su familia!!!!
Saudaciones

4:21 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home