Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

4 de septiembre de 2013

Obama recuerda Vietnam!



El camarada Ho le recuerda a Obama Vietnam en 1975

Etiquetas:

5 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La guerra última del Imperialismo será cuando se le haga a los EEUU dentro de su casa. No resisten ni un simple apagón porque se desata el caos social.
Fernando Quevedo

7:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es una impotencia terrible, sentir la brutalidad de los CRIMINALES OLIGARCAS de EEUU y EUROPA, oir y ver el asesinato de civiles, niños, mujeres, ancianos, civiles etc. No hay sensibilidad, esta gente desalmada, toda la vida han vivido matando, esclavizando, enrriqueciendose usurpando lo ajeno, por eso se hicieron paises desarrollados. No tengo esperanza en Rusia ni CHINA,nada hicieron frente a Yugoslavia, Irak, Libia, etc. Creo en la unidad de los pueblos pacíficos, en la unidad de los pueblos pobres del mundo, su denuncia permanente, la lucha pacífica pero activa, el cambio de la conciencia, la democracia, el desarrollo en unidad de los pueblos pobres. También creo en el derecho a la defensa, a la dignidad, la soberanía, el respeto al derecho ajeno, la solidaridad, creo en el SOCIALISMO NUEVO.el derecho a vivir mejor,como canta VICTOR HEREDIA el derecho a vivir en paz. Como cristiano, tengo la FE, que las grandes masas en las calles, derrotarán a las BESTIAS TERRORISTAS FASCISTAS que esclavizan y explotan. Es duro el precio a pagar, pero indudablemente que la humanidad en la historia si se va liberando. No hay que desmayar, no habrá descanso, LA LUCHA ES ETERNA, algo hay que hacer cada día.

8:37 p. m.  
Anonymous AnonimoTrotskista said...

En Portugal 80% de la populacion se opone a la guerra, un CRESCIENDO DE 12% desde los ultimos tiempos, LOL, ahahha, la mentira impieça a ser vista, porcos imperialsitas quieren vender la al-qaida como rebeldes, quieren fabricar una guerra que será una aventura.Creo que la mentira de los impieça a ser vista pero isto para los porcos nada significa para ya, van a usar la fuerza bruta, se no el bluff los quedaria en ridiculo.Pero es imporatnte ver isto, tal como las massas en la crise de 1917, las massas impieçan a ver la verdad, su guerra irá falhar,s erá pior que el vietnami, con Iran e hixbola por detrás de assad, als cosas no seran como libia...
Saudaciones

9:40 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Ya, pero a parte de la familia de Victor Heredia lejos de dejarla vivir en paz, la secuestraron, torturaron y asesinaron. Considero el pacifismo en medio de la lucha de clases, simplemente colaboracionismo con el enemigo y sedición. Por circunstancias diversas confío más en Rusia o China y su sentido de la supervivencia amén de las propias contradicciones del sistema capitalista, que en gran parte de esa "izquierda" imbuida de infantilismo, pacifismo o sectarismo. Tan inoperante que es incapaz de expulsar de su seno el recurrente protagonismo quintacolumnista trostkista y de otras sectas pretendidamente de izquierdas, cada vez que se prevé una agresión imperialista. Presunta izquierda acomplejada que más que incapaz de no superar el síndrome de la caída del muro de Berlín, más bien pareciera que se le cayó encima. Es un teatro donde cada uno representa su papel, el de Obama que defiende el papel de gendarme mundial, pero tan en quiebra y en horas bajas, que alquila sus ejércitos al sátrapa Bandar, mientras paga vasallaje al sionismo y lobby judío de Wall Street. Un sistema capitalista que se desmorona y en tal precariedad que ni permitirse puede sus aventuras imperialistas. Un teatro de sombras, donde los países capitalistas aliados tradicionales del imperialismo yanqui tales como Gran Bretaña o Alemania fingen soberanía al decidir dejar al imperio yanqui-sionista solo. Cuando en realidad son los que verdaderamente deciden en esos países, sus élites económicas, los que tomaron la decisión de no acudir a la llamada, porque el horno capitalista no está para bollos. Los tiempos están cambiando, la dialéctica materialista diagnostica todos estos procesos.

9:57 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Yo creo que se parece mas a la guerra de Corea y puede desencadenar una 2º guerra mundial.

6:07 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home