Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

11 de octubre de 2013

La admiración profunda del Che por la Unión Soviética

En marzo de 1960 el Che afirma :”La Unión Soviética se compromete a poner en Cuba petróleo de especificaciones diversas a un precio que es un 33 % más barato que el de las compañías monopolistas norteamericanas. Eso se llama liberación económica”.


En julio de 1960 ante la amenaza de un ataque norteamericano el Che dice en un mitin en la Habana: "Cuba es además, hoy una  isla gloriosa en el centro del Caribe defendida por los cohetes de la mas grandes potencia militar de la Historia”.

Aunque negoció con Jruschev no dejó de criticar el reformismo del dirigente soviético. El Che reivindicó siempre a Stalin y sus concepciones.

El 30 de abril 1961 el ministro de Industria de la Revolución cubana le dice al pueblo que "la Unión Soviética tiene un desarrollo fabuloso...a sólo un poco más de un año del primer contacto directo con la Unión  Soviética, representada en ese caso por el vice-primer ministro Anastas Mikoyan, que vino a Cuba, y todos recordamos con mucho cariño, solamente un año y algo más –fue en febrero que se firmó aquel primer convenio– nosotros ya tengamos más de cien fábricas programadas para este quinquenio...Ya se han firmado contratos del siguiente tipo: con la Unión Soviética, una fábrica de limas, una siderúrgica, una planta mecánica, la reconstrucción de la industria metalúrgica, el anteproyecto de la refinería de petróleo, que ya pasó a ser proyecto como vimos, para Santiago de Cuba; la estación eléctrica de cien mil kilowatts, y otra estación eléctrica de doscientos mil kilowatts. "

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

EL Che era muy critico con los paises del Este y su doctrina para nada humanista, parece que eso quereis pasarlo por alto

2:30 p. m.  
Blogger Blogchevique said...

Es evidente que no conoces el pensamiento del Che tal vez porque te haya faltado tiempo y las fuentes adecuadas para estudiarlo. El Che es un profundo admirador de la obra revolucionaria inmortal del proletariado sovietico y su partido comunista, un seguidor leal de Lenin y de Stalin y un critico implacable del revisionismo de Jruschev impuesto en el XX Congreso del PCUS de 1956 aunque paradojicamente tuvo la necesidad de llegar a importantes acuerdos economicos con el gobierno jruschovista que fue solidario con la Revolucion cubana

2:52 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home