Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

20 de febrero de 2014

Ucrania está dejando de existir

Está pasando lo que todos nos temíamos que iba a pasar si no se tomaban medidas para atajar a esos miles de paramilitares fascistas que se habían adueñado del centro de Kiev, desde hacía meces.

De nada sirven ya las negociaciones entre gobierno y oposición sobre un alto el fuego, porque la mayoría de los ultras, como era de esperar, no se someten ya a ninguna orden que les pueda venir de esa escoria humana apellidada Tiagnibok, Klichkó o Yatseniuk. 

Acabo de ver el último noticiero del primer canal ruso y ya ni se atreven a conectar con su corresponsal en directo, solo a través del teléfono.
Los fascistas están retomando muchas de las posiciones y edificios claves que tuvieron que abandonar ayer. Se están evacuando las sedes del Consejo de ministros y la Rada.

Las noticias que están llegando en nada se diferencian de las de un frente bélico  en zona urbana. Los cócteles molotov han dado paso a las armas de fuego. Hay francotiradores abatiendo policías. Se habla de 23 heridos de bala entre las fuerzas del orden. Seguramente los muertos también serán decenas.

En la ciudad el metro lleva dos días sin funcionar, están suspendidas las clases y empieza a sentirse el desabastecimiento. Las vías de entrada a la capital están parcialmente cortadas. Por la línea férrea que une Kiev con Lvov no circulan trenes.

Las noticias que llegan del occidente del país son muy parecidas. Los "banderistas" están asaltando comisarias, sedes de gobierno, arsenales del Ministerio del Interior y del SBU (Servicio de Seguridad de Ucrania), se están haciendo con una gran cantidad de armas que ya está llegando a Kiev. Por si había alguna duda, el occidente de Ucrania no tiene ninguna intención de someterse a las órdenes que puedan llegar de un gobierno central al que nunca han reconocido.

Tampoco es casual, como ya ocurriera en 2008 durante las olimpiadas de Pekín, cuando Occidente dio carta blanca a sus marionetas georgianas, para que provocaran a Rusia lanzando un ataque sobre Osetia, que justamente ahora en plenos juegos de invierno en Sochi, hayan aprovechado para lanzar esta nueva ofensiva, contando con que la capacidad de maniobra de Rusia está bastante limitada.

Al mismo tiempo hay informaciones de que se han visto varios autobuses con matrículas de Crimea, repletos de "titushki" (jóvenes de complexión deportiva, con ropa y calzado paramilitar).

La Ucrania que conocemos está dejando de existir...
Kiev, February 19, 2014 (Reuters/Olga Yakimovich)

Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Es lógico, es otra consecuencia de la caída de la URSS. Los traidores empezaron una obra destructora en 1989 que aun no ha terminado. Desde entonces EEUU no ha dejado de avanzar posiciones en casi todos los frentes y ahora la intervención en Ucrania adquiere especial relevancia en línea de seguir aislando a Rusia para colocarla en una situación geoestratégica tan débil que la haga vulnerable hasta el punto de obligar a Moscú a entregarse en un futuro quizá no muy lejano.

Los imperialistas están encontrando facilidades, quizá por ellos mismos inesperadas, en ese gobierno de Kiev tan débil e inoperante, prisionero del pánico que da a sus irresponsables líderes verse presionados por Washington y Berlín. El miedo que atenaza a Yanukovich y los suyos cuando Obama o Merkel les regaña parece visceral. Es patético ver como claudican ante las presiones de USA y OTAN.

Como Moscú y Kiev no actúen próximamente con energía, la situación puede llegar a ser prácticamente irreversible.

Camponothus.



2:09 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

La victoria del fascismo será coyuntural. El Partido Comunista organiza milicias populares anti-fascistas y ningún pueblo como el soviético ha sufrido y conoce lo que es la bestia parda y sanguinaria del fascismo.
En otra época jóvenes conscientes se alistarian en brigadas internacionales antifascistas. Si no se los para ahora se extenderán por toda Europa y nos volverá a costar millones de vidas, destrucción y el socilismo se parirá con mucho dolor.
De nosotros depende.
Fernando Quevedo KFA - Spain

4:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home