Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

27 de febrero de 2010

Egor Ligachov, un luchador comunista íntegro que defendió y defiende la Unión Soviética



Egor Ligachov ha sido uno de los pocos miembros de la más alta dirección del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) que luchó intensamente contra la camarilla criminal dirigida por Gorbachov quien desde 1985-6-7 emprendió la tarea de liquidar la Unión y el Socialismo en una quinta parte de la Humanidad.

Su vida es un modelo de dirigente comunista entregado a la tarea de construir el Socialismo y hoy, en la oposición y en las filas del PCFR, a pesar de su edad (nacido el 29 de noviembre de 1920) no abandona la lucha.

Después de trabajar como ingeniero aeronaútico en una fábrica de aviones de Novosibirsk fue vicepresidente de un Comité Ejecutivo regional, durante 17 años fue Secretario del Comité Regional del PCUS en Tomsk, después fue director de Departamento del Comité Central del PCUS, secretario del CC y miembro, desde abril de 1985, de la más alta instancia de dirección del Partido y del Estado, el Politburó, en la posición de numero dos detrás del Secretario General, el canalla Gorbachov.

Luchó por reformar el Socialismo soviético en un sentido leninista, lo que le llevó a chocar frontalmnete con la camarilla de Gorbachov. El 17 de febrero de 1988 pronunció un largo discurso ante el CC para enfrentar las tendencias burguesas en la educación. Los revisionistas, que veían en él un peligro en su objetivo de liquidar el Socialismo, lo derrotaron en el pleno del CC del 30 de setiembre de 1988 cuando lo cesaron en su responsabilidad ideológica y su posición de numero dos del Partido. Siguió en el Politburó hasta 1990 pero con responsabilidades limitadas a las tareas agrícolas. En el 28 Congreso en julio del 90 fue eliminado del CC. Sin duda su cese fue un paso decisivo en la destrucción del Partido y del primer Estado de obreros y campesinos.

En 1998 dió a conocer el programa, según él, para la restauración del Socialismo y de la Unión: 1.- Reconstruir la agricultura y la industria,
2.- Nacionalizar los sectores claves de la economía,
3.- Revisar las privatizaciones y colectivizar las fortunas obtenidas con métodos criminales y
4.- Concentrar y nacionalizar el sistema bancario.

En un artículo memorable publicado en este blog y traducido por el infatigable camarada Josa ("Falsedades y mentiras sobre los privilegios") desmontó las fábulas trosko-fascistas sobre los "privilegios" en los que nadaban los cuadros del PCUS que los "convirtieron" supuestamente en una "clase aparte" de la clase obrera. El camarada Ligachov explicó que, por el contrario, los dirigentes del Partido recibían peor trato salarial que los dirigentes del poder local y de la economía. Por ejemplo, durante los 17 años en que fue secretario del Comité regional nunca tuvo escolta y su salario disminuyó drásticamente con respecto a su responsabilidad anterior. Mientras fue vicepresidente del Comité regional ganaba 400 rublos mensuales y un director de una mina ganaba 600 rublos. Pero como dirigente local del Partido recibía 190 rublos siendo el salario medio 120 y el de un profesor universitario 180. Al ser numero dos del Partido recibía un salario de 1200 rublos siendo en ese momento el salario medio 220. En la URSS la correlación entre el salario medio y el salario mas alto era de 1:5 pero en la Rusia burguesa es de 1:20 o mas. Es cierto que los trabajadores del Partido y del Estado disfrutaban de instituciones para su descanso y su salud pero cuatro cuestiones:

1) La mitad de sus plazas estaban reservadas para los veteranos de guerra, los jubilados y los trabajadores "vanguardia" en la producción, ciencia, literatura o arte.
2) Las grandes empresas públicas del sector metalúrgico, químico, extracción de gas, petróleo o carbón, fabricación de autos o barcos, transporte ferrovario y complejo militar industrial ofrecían a sus trabajadores mejores policlínicas, hospitales, sanatorios, balnearios, complejos deportivos, comedores y guarderías.
3) Los dirigentes no poseían casas de campo de descanso, no como hoy, que poseen auténticos castillos de máximo lujo.
4) La decoración de los despachos y salas de reuniones era modesta y de fabricación propia, no como hoy que es superlujosa y de importación.

Los sobornos y la corrupción eran de pequeña escala y estaban severamente castigados no como hoy que es un cancer que devora a Rusia.

Los únicos burócratas privilegiados son los políticos troskistas mimados por el imperialismo como los gringos Daniel Bell o Irving Kristol, el belga Mandel, el españo Buster o el francés Besancenot

Etiquetas:

6 Comments:

Anonymous stalingrado said...

Toda la vida me arrepentire de haber creído en la Perestroika de Gorbachov. Ciertamente había que reformular el socialismo en la URSS, paulatinamente, en base a la NEP leninista. Pero Gorbachov lo que hizó fue destruir el socialismo, y provocó una hecatombe geopolítica; un retroceso en la historia.Por ahora, no se vislumbran cambios en la ex-URSS ni en Europa del Este. A proposito, podrían en su formidable block publicar el programa del Partido Comunista de la Federación Rusa, pues no se consigue en Venezuela

2:42 p. m.  
Blogger Agüará said...

Mis reverencias a Egor Ligachov. No conocia su historia. Saludos CS!

10:45 p. m.  
Blogger guillen said...

Hay otra faceta de Ligachov, el del antiestalinista más radical, tal y como explica en sus memorias (Yegor Ligachev. Inside Gorbachev Kremlin's. Pantheon Books, New York, 1993):

"Stalin provocó en los años treita artificialmente el hambre entre los campesinos para liquidar las explotaciones individuales e implantar la colectivización universal" p.393.

"En los años 30, Kolpashevo fue notorio por las cámaras de tortura del NKVD de Yezhov y Beria" p.257

"La gran tarea cívica de recordar a las víctimas del estalinismo estaba enlazada con mis experiencias personales." p.258

"Como primer secretario del comité provincial del Partido, visitaba frecuentemente la región de Narym. En 1977 propuse la idea de hacer en Narym un museo histórico dedicado a salvar la memoria de todos los condenados, desde los Decembristas hasta los represaliados por Stalin". p.266.

9:39 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Civilización Socialista" es un blog que trata de embutir a los obreros y luchadores revolucionarios, a quienes creen en la revolución, el socialismo, y en el comunismo, llevarlos hacia las garras de los agentes del imperialismo, trotskistas y revisionistas...

Por eso a quienes levantamos el marxismo leninismo, las banderas de la liberación nacional y social, que filtren cada información de estos rojos articulos por fuera, y amarillos por dentro...

7:47 p. m.  
Blogger camponotus said...

Nada mas que patrañas y tonterias son las calumnias sobre los privilegios de los comunistas en la URSS. Siempre difundidas por "disidentes" con nula influencia entre el pueblo como Solzenitsin, Sajarov y otros personajes sin escrupulos que, ahora se ve con total claridad, solo eran peones manipulados al servicio del capitalismo voraz y destructor. La única fuerza de esos individuos era la publicidad que los medios de desinformación de masas daban a sus estúpidas declaraciones.

Así es el régimen capitalista: millones de personas pueden clamar por algo y ser sus voces calladas sin una vulgar nota en los diarios burgueses. En cambio, lo que decía un solo individuo, si era antisoviético, tenía eco en todos los medios del mundo.

Tambien es una lacra que, entre las fuerzas de izquierda, muchos trabajadores engañados, manipulados o con poca formación politica hayan sido el eco de la propaganda anticomunista.

Por supuesto que no debemos pensar que la URSS no tenía errores, lo mismo que los tenemos nosotros. Pero siempre hay que saber donde está el verdadero enemigo y, en tiempos de la URSS, ponerse al lado de quienes la criticaban era allanar el camino a quienes la hundieron. Y no fué para avanzar en la via comunista, sino para implantar el capitalismo. Era ilusorio pensar que bajo la fuerte presión capitalista y sin un avance mundial de las fuerzas populares, el derrocamiento del gobierno de la URSS iba a ir en el camino de un avance hacia el comunismo, tal como pensaban muchos troskistas. Algunos de los cuales apoyaron a Lech Walesa y su "sindicato" Solidaridad. Apoyaron a todo "disidente" en la URSS de forma irresponsable y hoy vemos el resultado.

Pero no todos los troskistas son iguales, también hay verdaderos y honrados luchadores. No es justo meterles a todos en el mismo saco, de igual manera que no es justo que digamos que todos los miembros del PCUS eran traidores porque a su cabeza llegaran canallas como Gorvachov y Shevernadze o Yeltsin. Estos eran "comunistas soviéticos" y pertenecian a lo mas alto del PCUS. ¿Acaso por eso podemos decir que todos los comunistas y miembros del PUS eran traidores? Ahí tenemos a Ligachov y habrá muchos mas que se opusieron al fin de la Unión Soviética.

Además, creo que en éstos y todos los momentos, hay que unir fuerzas y no restar. Por eso creo que condenar a troskistas en general no es adecuado, es injusto y es continuar con un desgraciado litigio histórico que no va hoy a ninguna parte.

9:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

parece ke existen voceros del movimiento revisionista internacional....

10:53 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home