Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

27 de junio de 2012

El pueblo paraguayo resiste al fascismo


La primera manifestación a favor del gobierno reaccionario pro imperialista. el pueblo lo desprecia.

Comparen esa foto con esta en que las masas rechazan el golpe oligarco-fascista.

Miles y miles de personas resistiendo al fascismo frente a la tv publica paraguaya



Etiquetas:

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Algo que caracteriza a los revolucionarios isquierdistas, es la lucha permanente, CANSARSE NUNCA, asi como se lucha por la LIBERACION de IRAK, AFGANISTAN, LIBIA, SIRIA, etc de la intromisión criminal del imperialismo,igual la lucha a favor de PALSTINA, SAHARA OCCIDENTAL, igual en contra de los intentos de golpe de estado en Américalatina, contra los golpistas de HONDURAS y ahora PARAGUAY. La UNIDAD MUNDIAL,de los pueblos, los indignados,los movimientos de liberación, etc, es fundamental, en contra del imperialismo , en donde quiera que toque hacerlo, hay que hacer más que algo por el pueblo PARAGUAYO QUE RESISTE AL FASCISMO. VIVA el SOCIALISMO MUNDIAL.

5:34 p. m.  
Anonymous Hernan said...

En realidad, lo que el pueblo paraguayo está padeciendo son las fuerzas del liberalismo económico y los oscuros intereses imperialistas, oligárquicos, terratenientes (nativos o extranjeros: brasileños, argentinos, yanquis...), narcotraficantes y contrabandistas, y el contubernio inmundo entre el liberalismo pequeñoburgués vendepatria y la mafia caciquista colorada, que son su expresión política y fueron los autores de esa parodia de juicio político que derrocó a Lugo, a lo que se suma la pseudoguerrilla del EPP, creada ad hoc y financiada por la USAID para generar caos y sabotaje contra el gobierno derrocado. El pueblo paraguayo que resiste, organizado en sus sindicatos, movimientos sociales y agrupaciones políticas, debe aglutinarse y formar una unidad de acción en contra de todas estas fuerzas malignas y falsos patriotas, y recuperar la tradición industrialista, campesina, patriota y de justicia social del Dr. Francia y los López, del primigenio Coloradismo (enemigo de los cipayos legionarios que colaboraron con el Ejército de Brasil para invadir a su propio país, y luego formaron el Partido Liberal al servicio de la oligarquía argentina y brasileña), del socialismo humanista y popular de Ignacio Alberto Pane, Natalicio González y Blas Garay, de los gobiernos de Rafael Franco, Higinio Morínigo, Natalicio González y Federico Chaves (los únicos que hicieron la reforma agraria), y la tradición colectivista de las misiones guaraníes, y el latinoamericanismo de sus hermanos federales argentinos y blancos uruguayos (que se opusieron a la guerra de la Triple Infamia), para tumbar al espurio gobierno oligárquico y realizar de una vez por todas la revolución que necesita Paraguay para ser una nación digna, justa y soberana.

8:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home