Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

4 de octubre de 2011

NUNCA OLVIDAREMOS A LOS HEROES DE OCTUBRE DE 1993.

 Aquellos que se enfrentaron a los tanques de Yeltsin y defendieron en desigual combate la destitución del borracho traidor del Kremlim, deben permanecer en nuestra memoria como héroes del pueblo.
 
Aquellos que con su resistencia en el edificio del Soviet Supremo, en la torre de televisión de Ostánkino, en el edificio del COMECOM y en muchos otros lugares emblemáticos de Moscú, empezaron a ser la vanguardia de un levantamiento que se extendía día tras día en toda Rusia y que fue anegado en sangre por el verdugo Yeltsin, tras obtener la aprobación de Washington.
 
Fueron el primer episodio de resistencia a muerte contra los traidores tras la desintegración de la URSS, pero no el último, pues la memoria de su gesta permanece imborrable en millones de trabajadores soviéticos que cada año ven mas clara la justeza de su lucha.
 
¿Acaso podemos creer que el pueblo soviético haya claudicado ante los traidores y los verdugos?
 
¿Acaso el pueblo soviético puede arrodillarse sin lucha ante los tiranos y opresores?
 
¿Podemos acaso pensar que la lucha haya terminado?
 
Al tiempo que nunca olvidaremos a los valientes de aquel octubre sangriento, sabemos que su causa, la causa del combate contra burgueses y opresores, no tendrá fin hasta la victoria del comunismo.
 
Que su acción de arrojar al suelo la bandera de los traidores e izar la Roja de la victoria, inspire a los pueblos de todos los continentes. Y siendo así, venceremos.
 Nunca olvidaremos a nuestros camaradas caidos.
 

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Para que después digan que el Socialismo "cayó" "sin resistencia".

Toda mi admiración a esos héroes.



josep76

8:53 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cabe destacar que el ejército traiciono al pueblo que llenaba las calles al posicionarse con Yeltsin... si se hubieran posicionado del lado del parlamento otra sería la historia

11:55 a. m.  
Blogger Blogchevique said...

Lamentablemente los anticomunistas pudieron rapidamente controlar el ejército soviético, apartar a los oficiales comunistas y lanzar sus bayonetas contra el pueblo. Los militares estaban disciplinados en obedecer al Partido, al caer el Partido, no pudieron reaccionar.
CS

12:20 p. m.  
Anonymous AnonimoTrotskista said...

No sin razon lo pueblo sovietico llamou la nova "democracia" de merdocracia, hacendo un trocadilho com la palavra russa para democracia que se assemelha com mierda...Curioso.

Regime burgues es merdocracia, lo pueblo sovietico ahora lo compreende.

So una logica socialista es verdadera democracia ou seya Regime del pueblo, que es isso que significa democracia, caso los porcos burgueses se tengan olvidado...

Ieltsin fue lo Judas, aunque no solo el unico d la Revolucion de Octubre.

Pero los porcos teran su paga, la catastroika e merdocracia estan destruindo la Russia e el pueblo legará a un ponto de rutura, dira Basta e ay veremos...

Saudaciones...

3:03 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home