Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

2 de agosto de 2012

Ziuganov denuncia a los EEUU por apoyar el terrorismo contra Siria


El Partido Comunista de la Federación Rusa (PCFR) mediante un comunicado publicado el martes 31 de julio, acusó a EE.UU. de apoyar a los grupos terroristas en Siria. 

En el comunicado, Guennadi Ziuganov, Secretario General del PCFR, señala que este enfoque del Gobierno estadounidense ha causado mucha violencia y terribles derramamientos de sangre en el país árabe. 

De igual forma, Ziuganov indica que Estados Unidos intenta aumentar el radicalismo en otros países para conseguir sus intereses, y agrega que Washington anuncia declaraciones a favor de la democracia y los Derechos Humanos, y a la vez apoya la desestabilización en Siria, “estos son criterios de doble rasero”. 

“Además critican (Occidente) a Rusia y China por no apoyar una intervención militar para solventar la crisis siria”. 

El líder comunista, reafirma que la única manera posible para poner fin al conflicto sirio, es el dialogo político, y al mismo tiempo condena firmemente la violación del imperialismo contra siria e insta al Occidente a cumplir las normas de la carta Magna de la Organización de las Naciones Unidas. 

El pueblo sirio vive en un caos creado por grupos terroristas desde marzo de 2011; EE.UU. apoya estos grupos para poder derrocar el Gobierno del presidente Bashar al-Asad, que se considera como un importante eje del frente de la resistencia, contra las violaciones del régimen de Israel en el Oriente Medio. 


Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Hernán said...

Un poco tarde la "novedad" que trae Ziuganov, pero todo suma, así que, bienvenida. Ahora en Siria se está dando la batalla final en Alepo, la participación de Al-Qaeda y los terroristas libios financiados y pertrechados ambos por los países de la OTAN e Israel, ya es descarada, así como la permanente cadena mundial de medios que abiertamente defienden a los terroristas. Han apretado a Kofi Annan para que dimietiera de su papel de mediador y la ACNUR lance declaraciones sobre la "urgencia" de una intervención "humanitaria". Ahora los terroristas acaban de poner una bomba en un campo de refugiados palestinos (casi nadie se acuerda que en Siria hay refugiados palestinos viviendo allí permanentemente desde 1967). Los medios intentarán echarle la culpa al gobierno Sirio, pero todos sabemos que fueron los salvajes perros de la guerra al servicio de la OTAN, o quizás un atentado de la mafia terrorista/servicio secreto israelí. La cosa se está poniendo bastante fea en Siria, y la situación exige algo más que declaraciones.
Acabo de ver también la noticia de hace unos días de que Rusia (a la sazón, el país de Ziuganov), estudia reabrir bases militares en Cuba, Vietnam y Seychelles, cosa que fue anunciada por el jefe de la Marina, Viktor Chirkov, y luego discretamente desmentida por el gobierno ruso. Si es verdad, tendría lógica, dado el grave riesgo en que se encuentra la posición estratégica de Tartus en Siria. Un eventual gobierno terrorista-otánico-nostálgico de la colonia, sin duda alguna cerraría la base rusa de Tartus (claro que sólo para reemplazarla por, no 1, sino 100 bases de EEUU y Francia, y no sólo navales, sino también de aire y tierra). En los últimos días estuve pensando en Seychelles. Ese pequeño archipiélago tiene una posición estratégica sobre el Océano Índico, muy cerca de las Islas Chagos y Diego García, que son inglesas y tienen bases militares inglesas y yanquis. También tiene una proyección estratégica sobre el estrecho de Ormuz que cierra el Golfo Pérsico y el Mar Rojo (que a su vez es la puerta de entrada al Canal de Suez). También está muy cerca de un país independiente y potencia militar como es la India. Por si fuera poco, está gobernado desde 1977 por el socialista Partido Lepep ("partido del pueblo" en creole seychelés). Su primer presidente fue France Albert René, que derrocó en un golpe de estado al gobernador colonial inglés. Hoy lo gobierna su sucesor, James Michel, y el principal partido de oposición es el cipayo y ultraliberal Partido "Nacional" de Seychelles, dirigido por Wavel Ramkalawan, de quien pueden leerse notas vulgares en internet denunciando el supuesto autoritarismo, populismo y "estatismo ineficiente" del gobierno, y diciendo que en Seychelles no hay libertad. Pero sin embargo, gracias al gobierno del Parti Lepep, Seychelles tiene uno de los estándares de vida más altos de África, sólo comparable a la Libia pre-2011. En mi opinión ese archipiélago está demasiado olvidado y desaprovechado. Es necesario revalorizar su papel estratégico, y no dejarlo caer en manos de "revoluciones de colores" o dejar que todas sus relaciones internacionales las acapare el Commonwealth, al que pertenece. Ahora que Rusia dice que va a abrir bases ahí, que les juego que dentro de poco escuchamos noticias de alguna protesta "anti-régimen", o alguna "denuncia de fraude". James Michel fue reelecto en mayo del año pasado con el 55% del voto popular, pero todavía el país no estaba potencialmente en el ojo de la tormenta.

4:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home