Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

11 de septiembre de 2012

Perros nazis horthistas: No toqueis un pelo a nuestro camarada BELA BISZKU

El actual régimen criminal húngaro es digno heredero de las peores dinastías de asesinos en serie, de terratenientes sangrientos y de arrastrados nazis antisemitas. A veces con cinismo la Unión Europea, que es la bestia que ha amamantado a este régimen neonazi se tiene que tapar sus narices por el hedor hitlero-horthista que exhala y que atufa a todo el centro de Europa. Este régimen hace del anticomunismo su principal bandera de combate para esclavizar al pueblo húngaro. En un descaro sin precedentes quieren encarcelar a un héroe del Movimiento Comunista húngaro, a un destacado veterano de la clase obrera, Bela Biszku de 91 años, porque no pueden perdonar el aplastamiento sistemático que la clase obrera húngara, su partido de vanguardia y el internacionalismo soviético hizo en 1956 del bandidesco levantamiento de los restos del régimen nazi del mariscal Horthy. Este "movimiento democrático" lo primero que hizo fue colgar de las farolas de Budapest a todos los militantes del Partido Comunista y a los funcionarios de la seguridad del Estado. Su plan urdido por la CIA con apoyo del Vaticano era instaurar una tiranía fascista que sirviese de plataforma para atacar al naciente campo socialista, a la joven República democrática alemana, República socialista checoslovaca, República popular rumana y otros países de democracia popular. El plan les salió muy mal y el fascismo y el capitalismo tuvieron que esperar su hora 32 años mas hasta que los revisionistas gorbachovianos liquidadores en la dirección del Partido Socialista Obrero húngaro les entregasen el poder popular y la República popular. Nuestro camarada Bela con todos sus camaradas liderados por Janos Kadar aseguraron 32 años de construcción socialista pacifica y feliz para su pueblo y todos los pueblos del Mundo.
Es necesario movilizarse para proteger a Bela de las hienas neonazis.
Bela, dos posiciones a la izquierda de Erich Honecker en el Congreso del PSOH en 1967.
Biszku Béla a Ganz Műszer Művekben.jpg
Bela, infatigable constructor socialista
Bela con el camarada Janos Kadar

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger el parado enmascarado said...

Recuerdo haber visto un libro de un fotógrafo francés (creo recordar) hace años en un centro comercial, en el que salían numerosas fotografías de la contrarrevolución húngara de 1956, el fotógrafo en cuestión, no ocultaba su condición de anticomunista, todo el libro estaba lleno de asesinatos de miembros del partido comunista, de las fuerzas de seguridad húngara o de los soldados del pacto de Varsovia todos desarmados y vilmente asesinados. Se les "hacia prisioneros" y después los linchaban en la calle o los iban a buscar a su casa o incluso a hospitales sacándolos a rastras de la cama; esto al fotógrafo en cuestión no le parecía mal en absoluto, en sus breves comentarios a las fotografías lo justificaba y realizaba la misma táctica que podemos ver hoy en día en Siria, la de criminalizar a las víctimas y victimizar a los verdugos. En el curiosamente solo vi muertos de un bando, del otro no recuerdo ni un solo muerto, pero esto, como todo es cuestión de fe, y si te dicen que el Pacto de Varsovia aplasto las ansias de libertad de unos pacíficos y desarmados ciudadanos húngaros hay que creerlo como en las Sagradas Escrituras, aunque los veas con tus ojos cargaditos de armas hasta las cejas al más puro estilo Rambo, tanto que parece que este se hubiera inspirado en aquellos para la creación de su personaje. Así, además no tendrás que pararte a preguntar de donde sacarón tantas y tan buenas armas esos pacíficos ciudadanos, esos angelitos, ni de quién les dio la orden de salir a la calle a matar.

1:53 p. m.  
Anonymous Hernan said...

Interesante el comentario de "El parado...". La comparación con Siria y Libia es evidente. También es idéntico a Bolivia-1946, Guatemala-1954, Argentina-1955, Rumania-1989 y China ese mismo año. Así como hubo y sigue habiendo interpretaciones erróneas y aberrantes, y mucha incomprensión e ignorancia acerca del Tercer Mundo y Latinoamérica de parte de los que miran el mundo con el filtro positivista-evolucionista-universalista, también abundan las interpretaciones erróneas acerca de la Europa del Este de 1945-1989 de parte de gente bienintencionada y en muchos casos más que lúcida que analiza el mundo desde una perspectiva nacional de los países del sur, pero que cae en el error de repetir acríticamente la propaganda capitalista y de ultraizquierda cuando se trata de analizar las insurrecciones antigubernamentales en los países del campo "socialista real". Se debe avanzar en la comprensión mutua y en el estudio crítico y la revisión de prejuicios sectarios que vienen del fondo de la historia, para lograr una comprensión de la historia del siglo XX mucho más certera y que evite sesgos y divisionismos estériles entre las fuerzas del progreso social. Leer también este artículo de Thierry Meyssan con una hipótesis sobre los posibles móviles "psicológicos" de este tipo de insurrecciones: http://www.voltairenet.org/Los-dirigentes-occidentales
Aunque yo tengo otra teoría: a veces me pregunto por qué es más fácil que sea linchado y que el odio se ensañe contra un benefactor del pueblo y sus partidarios, y no que sea linchado con la misma saña un asesino y destructor de naciones, como por ejemplo Videla o Pinochet. Y la respuesta para mí está en que 1)Las clases privilegiadas y propietarias son mucho más belicosas y odiosas a la hora de defender sus intereses, mientras que el pueblo no suele estar impulsado por el odio y el egoísmo, y por lo tanto nunca actúa de la manera salvaje en que actúan éstas. 2)Los líderes y partidarios de la justicia social a menudo se manejan dentro de valores más humanistas y compasivos, por ejemplo evitando la represión o utilizándola sólo en el último momento, y procurando evitar el derramamiento de sangre, mientras que los oligarcas y sus agentes no trepidan en usar puño de hierro en todo momento, con lo cual se hace difícil que caigan víctimas de una turba linchadora. De todos modos la hipótesis de Meyssan es esclarecedora para explicar por qué el grueso de los ejecutores de estas insurrecciones suelen estar compuestos por la clase media o incluso baja, es decir, gente que no tiene un interés económico directo, pero que sin embargo se convierten fácilmente en agentes de intereses ajenos con la excusa del "antiautoritarismo" y la "libertad" contra regímenes opresores (que si fueran realmente opresores no les darían ningún margen de maniobra).

10:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home