Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

24 de julio de 2010

El hombre que pudo haber salvado a Yugoslavia

Los separatistas eslovenos alentados por el imperialismo destruyen tanques del EPY en el paso fronterizo de Rozna Dolica. Esos tanques defendían los intereses de las masas populares eslovenas.
El corrompido traidor Milan Kucan aliado al Papa para destruir Yugoslavia
Borislav Jovic, el blando titoísta serbio al que le faltó valor para aplastar la contrarrevolución eslovena
El camarada Kadizevic que hizo lo posible por defender Yugoslavia federal socialista.

El camarada general Veljko Kadizevic solicitó permiso al presidente de la presidencia de Yugoslavia Borislav Jovic, partidario del líder serbio Milosevic, para realizar una intervención a gran escala del Ejército Popular Yugoslavo (EPY, principal baluarte multinacional de la unidad federal yugoslava y del socialismo titoísta) en Eslovenia con el objeto de capturar y juzgar a los traidores que tomaron el control de la Liga de los Comunistas de Eslovenia (LCE) y de la República para sacarla de la federación con apoyo absoluto del imperialismo alemán, vaticano, europeo y gringo. El jefe de los traidores era el presidente esloveno Milan Kucan. Pero el 30 de junio de 1990 Borislav Jovic negó el permiso. Los titoístas en torno a Milosevic se negaban a defender Yugoslavia y querían limitarse a defenderse a las masas serbias en peligro en Croacia, Bosnia-Herzegovina y Kosovo.
Eslovenia fue reconocida por el imperialismo y se desencadenó un proceso de desmembración, guerras civiles, matanzas y colonización sistemática del territorio yugoslavo.

El comportamiento del general comunista Karizevic evidencia que el EPY, como todo ejército comunista, estaba a las órdenes del partido y que si éste llega a corromperse, las fuerzas armadas populares carecen de capacidad de iniciativa política porque no han sido entrenadas para eso ni cuentan con suficientes vínculos con la clase obrera y otras fuerzas revolucionarias.

El camarada general fue pasado al retiro y organizó el partido Liga de los Comunistas-Movimiento por Yugoslavia con otros militares comunistas y yugoslavistas fieles y honestos como el almirante Branko Mamula y el general Nikola Ljubicic que en 1994 ingresó en Izquierda Yugoslava. Pero ya era demasiado tarde y Yugoslavia socialista se perdió.

Etiquetas:

4 Comments:

Anonymous ANTIMPERIALISTA said...

Dejo un enlace de un vídeo que hicimos hace tiempo sobre los atentados de bandera falsa y otras maniobras usadas por el imperialismo para fragmentar Yugoslavia.

http://www.youtube.com/watch?v=QJSftyt7W_0

5:19 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Realmente es un video magnífico, FELICITACIONES!

5:37 p. m.  
Blogger KrizalidX1 said...

Que onda, oye escribi un texto que tal vez te pueda interesar, ayudame a difundirlo...

http://unrevolucionarioocioso.blogspot.com/2010/07/amigo-anti-marxista.html

10:26 p. m.  
Blogger VOIVODA said...

Tendremos que suponer que para Gara,HB y ETA, el nacionalismo es un fín que justifica hasta apoyar la independencia de Kosovo. Véase si no su alegría con la resolución del ejemplar tribunal de La Haya.
Hasta los cojones de los puretas ultra izquierdistas y de los nacionalistas oportunistas.
Deberian leer el artículo que Ibai Trebiño publicó en gara hace tres años,"Kosovo y la cuestión nacional".

6:24 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home