Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

19 de septiembre de 2012

Renegados









12 Comments:

Anonymous Davi Dias said...

Me gustaria ver Trotsky en este post.

4:12 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Excelente análisis CS.

En serio, no es que le guarde un gran respeto, ni mucho menos, a Carrillo, pero creo que en ved de descalificarle de una manera tan sutil podríais hacer algo un poco más elaborado y repasar su vida política: sus aciertos y errores.

Si le dedicáis una entrada estaré encantado de comentarla y contribuir al debate.

Un saludo

8:01 a. m.  
Anonymous Francesc 57 said...

Durante la transacción (léase transición) yo militaba een el PSUC (el partido hermano del PCE). Sufrí en mis propias carnes, y por disciplina de partido, la imposición, por parte del Sr. Carrillo y de sus acólitos, del eurocomunismo, del abandono del respublicanismo y el abrazo a una monarquía "democrática", el votar afirmativamente una constitución que quedaba años luz de mis ideales y mi manera de pensar, al olvido de una parte importante de nuestra propia historia, los pactos de la Moncloa, y todo esto lo defendíamos a contracorazón. Carrillo desposeyó al PCE-PSUC de toda una historia de gloriosa combatividad, para transformarlos en meras sucursales de la socialdemocracia. Carrillo vendió el partido y sus ideales por un plato de lentejas, para tener un protagonismo histórico en lo que se ha llamado transición modélica. Este blog no tiene que perder el tiempo y el espacio con personas que, aunque fueron comunistas convencidos en su momento, no dudaron en traicionarlo y a dejar a su militancia con el culo al aire, desorientada, sin saber dónde ir ni por qué luchábamos. Como decimos en Catalunya: "Al Fossar de les Moreres no s'enterra cap traïdor".

1:44 a. m.  
Blogger Blogchevique said...

En mayo de 2010 ya dijimos lo que teniamos que decir de esta degeneración revisionista de los partidos comunistas efectuada por agentes que la burguesía imperialista ha conseguido infiltrar en las filas obreras. El texto es http://civilizacionsocialista.blogspot.com/2010/05/materiales-contra-el-eurocomunismo.html
Este viejo troskista y revisionista que ha muerto en su cama entre las alabanzas de los peores enemigos de la clase obrera nos produce asco y no nos da la gana ni de insultarlo. Troski aunque luchó toda su vida contra Lenin y los bolcheviques tuvo el mérito histórico de fundar el Ejercito Rojo ¿Cual es el merito de este renegado desde el punto de vista del proletariado?

2:52 a. m.  
Blogger Blogchevique said...

Junto a la excelente contribucion del camarada Francesc nos ha llamado la atencion esta en el Foro comunistade Pedrocasca sobre la actividad criminal carrilista contra los militantes de base del PCE en 1977: "No, en el PCE supuso una sorpresa total y absoluta para el 99% de sus militantes la renuncia republicana y el abandono de uno de los pilares de la lucha antifranquista y del propio Partido. Tanto es así, que pocos días después la dirección del PCE se vió obligada a convocar una reunión de militantes y simpatizantes en la Plaza Mayor de Madrid, en donde miles de militantes (pero muchos menos de los esperados) abuchearon la intervención de Carrillo, en donde se gritaba traidores a los grandes popes del Partido (Pilar Bravo, Ramón Tamames, Jaime Ballesteros, Simón Sánchez Montero, Víctor Díaz Cardiel, Manuel Azcárate, Ignacio Gallego, Santiago Álvarez, Enrique Curiel -personaje clave como secretario de Carrillo que fue- y muchos otros -entre ellos los jefes del PSUC- que se tragaron el sapo como pudieron y con distintos grados de incomodidad en la tribuna) y en donde hubo enfrentamientos físicos entre militantes del partido y jóvenes de la UJCE, liderados por el hijo mayor del Secretario General, que recorrían la plaza haciendo abanicos tras una grandísima pancarta (en la que ponía Socialismo en libertad y algo más que no recuerdo), acosando e incluso golpeando a los que protestábamos. Al día siguiente miles de militantes abandonaron el PCE en todo el Estado español y yo, entonces joven, vi llorar de rabia e impotencia a curtidos militantes que aún así continuaron en el partido por una especie de lealtad mal entendida y cumpliendo órdenes como si de soldados de un ejército se tratara. Que quede claro que en el PCE mandaba Carrillo, que el juguete era suyo y nadie más lo ponía en marcha para jugar. ¿Centralismo democrático?, eso no lo he vivido casi nunca, o en todo caso se aplicaba al revés".

3:08 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La deriva del PCE viene de antes de la llegada a la SG de Carrillo. La deriva del PCE viene de lo que se llamó Reconciliación Nacional.

" Este blog no tiene que perder el tiempo y el espacio con personas que, aunque fueron comunistas convencidos en su momento, no dudaron en traicionarlo y a dejar a su militancia con el culo al aire, desorientada, sin saber dónde ir ni por qué luchábamos." Francesc, ¿cómo qué no tiene que perder el tiempo? ¿Obviamos el debate y el estudio objetivo de la historia? Muy científica esa afirmación.

'Bolchevique' no dijisteis nada en ese texto, sólo insultos y una lista de nombres de traidores al movimiento comunista. También os quiero recordar que la deriva de todos estos partidos viene directamente relacionado con el XX Congreso del PCUS de 1956 en el cual se inicia una nueva línea política internacional que dará luz verde a los PC's para iniciar cambios ideológicos, cambios, que, el PCUS, NUNCA estuvo dispuesto a reconducir por la senda del marxismo-leninismo.

Los méritos de Carrillo son numerosos y eso se observa al estudiar la historia de España de una manera objetiva. Durante la Guerra Civil y la posterior lucha contra el franquismo fue el PCE, si, siempre y únicamente el PCE, en el que estaba Carrillo, el que luchó contra el franquismo. También hay errores como los que habéis mencionado en otros comentarios, su deriva ideológica y su traición al partido y al movimiento obrero, que le marcaron de ahí en adelante como TRAIDOR.

Dejemos los dogmas y los sectarismos. Apliquemos la ciencia y el estudio.

Un saludo.

5:17 a. m.  
Blogger Blogchevique said...

Anonimo: te escondes en la palabra "cientifico" para mostrar tu ignorancia y tu falta de estudio y conocimiento. Meritos de Carrillo ninguno salvo aprovechar un vacio y debilidad en la direccion del PCE y escalar a donde jamás tenia que haber estado. Carrillo protagoniza una deriva liquidadora antes del propio XX Congreso del PCUS de infausta memoria que lógicamente refuerza las posiciones oportunistas de este agente de la burguesía. Agente de la burguesía, afirmacion objetiva y cientifica que para ti es un "insulto" porque tu posición "objetivista" choca frontalmente con la realidad. Los únicos dogmas y sectarismo son los tuyos y los de los medios de la oligarquía imperialista que será por algo que ensalzan a su agente. eso de que la URSS nunca estuvo dispuesto a reconducirse por la senda del marxismo leninismo es otra muestra de tu subjetivismo que oscila de la derecha revisionista a la ultraizquierda. Tu no quieres debate, tu quieres justificaciones para la traicion, que es otra cosa bien distinta

1:45 p. m.  
Blogger Blogchevique said...

Esto sí es un aporte serio al debate:
"Ha muerto un traidor
Cuando el Rey dice de él que “Fue una persona fundamental para la transición”; cuando Rajoy recuerda del mismo sujeto que “El destacado papel que desempeñó durante la Transición y su contribución al orden constitucional, al nuevo marco de convivencia y a un futuro común sin abandonar sus profundas convicciones, perdurarán como referente para la política española”; cuando Rubalcaba lo evoca con frases como “Carrillo está entre esos españoles clave para entender la transición”, cuando Felipe González lo solemniza así: "Fue uno de los hombres que facilitó el consenso de todas las fuerzas políticas en la Transición a la democracia, renunciando a posiciones maximalistas y propiciando el diálogo con todos" y cuando Cayo Lara lo despide destacando “su papel importantísimo en todo el proceso de transición democrática hasta llegar al periodo democrático" es indudable que ha muerto un traidor de la clase obrera que asesinó al movimiento comunista y obrero español.

Los herederos del fascismo y los demócratas burgueses, desde el PP hasta IU pasando por el PSOE, tienen sobradas razones para homenajear en su muerte a Carrillo, pues el presente periodo de represión laboral, sindical y de dominio del gran capital es una consecuencia de la Transición, en la que según afirman sus amigos, fue un protagonista destacado, pero los comunistas de verdad y el pueblo trabajador saben de la falsedad de esta afirmación.

Sin embargo, en algo llevan razón pues Carrillo, con su PCE, contribuyó de la manera más deshonrosa y criminal en atomizar y amansar al movimiento comunista y sindical para que hoy “gocemos” de una Constitución que consagra la Economía de Mercado (capitalismo), de que sigan presentes en la vida española, además de los herederos franquistas con calidad de impunes por sus crimines, la bandera, y el himno bajo cuyo amparo y sones murieron fusilados y asesinados centenares de miles de trabajadores y un ejército que, junto con la jerarquía eclesiástica, ni siquiera han tenido el talante de pedir perdón por su cruel comportamiento durante el periodo fascista.

A Carrillo se le debe la mayor felonía que se ha cometido en la historia moderna contra el proletariado de este país: la aniquilación del Partido Comunista, lo que Franco con su represión jamás pudo conseguir. Carrillo hizo de la persecución de los camaradas más combativos y honrados un arte, que perdura hasta hoy, tanto en el mismo partido como en CCOO. Es el momento de recordar y reivindicar nombres como el de Joan Comorera, Julián Grimau y tantos otros camaradas que heroicamente entregaron su vida por la causa del comunismo, todos ellos traicionados por Carrillo. Hacemos nuestras las palabras de Carmen Grimau, hija de Julián, “pero yo, hoy, en el día de la muerte de Santiago Carrillo, sólo veo el siluetado de los clandestinos que no pudieron regresar (…) y el rostro entumecido y los ojos negros de mi padre, Julián Grimau, esperando el tercer tiro de gracia que acabara con su vida. Porque hicieron falta tres tiros de gracia para matarle. Diferencia.”, y las hacemos nuestras porque ilustran con meridiana claridad el cómo los explotadores -enemigos del Proletariado- actúan contra los comunistas como Julián Grimau; todo lo contrario de lo que hacen con los oportunistas que traicionan a la clase obrera como Santiago Carrillo.

Y por si fuera poco, Carrillo lideró la avanzadilla más traidora que ha existido en el Movimiento Comunista Internacional, acaudillando la escisión y el debilitamiento de los revolucionarios.

Por todas estas razones, los antifascistas, los trabajadores y luchadores por una sociedad libre de explotación, no tenemos nada que celebrar con la muerte de Carrillo, salvo su desaparición de la palestra política. Ha muerto un traidor".

1:48 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

"Los méritos de Carrillo son numerosos y eso se observa al estudiar la historia de España de una manera objetiva. Durante la Guerra Civil y la posterior lucha contra el franquismo fue el PCE, si, siempre y únicamente el PCE, en el que estaba Carrillo, el que luchó contra el franquismo. También hay errores como los que habéis mencionado en otros comentarios, su deriva ideológica y su traición al partido y al movimiento obrero, que le marcaron de ahí en adelante como TRAIDOR."

Creo que en el fondo del asunto no discrepáis tanto CS y el anónimo, por lo que podrían obviarse algunas animosidades verbales.

Sí le doy totalmente la razón a CS en su su desgana para publicar nada más sobre el finado, habida cuenta de: El rol de Carrillo fué tan -claudicante-traicionero en los 1970s como ridículo-patético-irrelevante después, (40 años nada menos): Una especie de monigote, (con un desdibujadísimo perfil), para el Régimen en general y los sociatas en particular. Por eso solo sus colegas de mangancia, subsidio y pesión + unos cuantos figurantes ¿de dónde sacan a esos cantamañamas? puño-en-alto acudieron a su sepelio.

Iosubisarionea1960.

2:48 a. m.  
Anonymous Francesc 57 said...

Anónimo, él, precisamente él, fue uno de los padres de la reconciliación nacional. La reconciliación nacional no fue anes de Carillo, fue con Carrillo. La reconciliación nacional significó, entre otras cosas, que militares, guardia civiles, policias y falangistas, con las manos sucias de sangre por haber matado, torturado y reprimdo salieran indemnes, como si en este país no hubiera pasado nada; significó que se abandonara el ideal republicano para contentar a la derecha y al borbón. Vaya reconciliación planteó Carrillo, en la que sólo salían beneficiados los de siempre. Carrillo, como Secretario General del PCE supo reconducir aquel ambiente fervoroso y del que parecía que iba a salir algo positivo, para dejarlo todo en agua de borrajas. Frenó las ansias de los camaradas de base para dar un paso adelante y, para justificar toda esta serie de despropósitos revisionistas, se sacó de la chistera un ideología burguesa, el sumum del revisionismo, aquello que permitiño a las clases poderosas respirar con tranquilidad, el eurocomunismo. Un pseudocomunismo descafeinado, descremado y con sacarina. El PCE-PSUC ya había demostrado sus dotes organizativas-guerrilleras con la formación del maquís, un emblema y un orgullo de todos los comunistas españoles. Pues bien, ya desde aquellos tiempos, Carrillo tuvo sus enfrentamientos con la dirección del maquis e incluso consiguió que se expulsaran del partido a alguno de los líderes de esta organización. No dudó ni un segundo en lamer el culo de Kruschev en la "desestalinización", y ni siquiera dijo nada sobre la traición que sufrió la URSS por parte de Gorbachev. Carrillo es el ejemplo de un mal comunista, de un hombre al que sólo le interesó trepar en la jerarquía del partido para que sus ideas se impusieran. Pero no fue él sólo, el partido se estaba pudriendo por dentro porque la dirección estaba infestada por eurocomunistas. El combate en el partido fue duro, muy duro, los que no lo vivisteis no os lo podeis imaginar. Veías como viejos camaradas, luchadores infatigables, hombres que habían pasado largos y largos años en las cárceles franquistas, en la clandestinidad, etc. tenían que defender unos principios que sonaban a ridículos en sus labios. En Catalunya, la línea oficial fue derrotada, y ganó la que se llamaba línea pro-soviética. Pero como ha dicho Blogchevique, el centralismo democrático se lo pasaron por el culo, montaron otro congreso a su medida y volvieron a poner una dirección entre eurocomunista y títere (véase Paco Frutos). No sé siesta pequeña explicación es científica o no, creo que no, pero te he contado algunas, pocas, cosas que yo viví.
La parte más científica: Carrillo pactó con los poderes fácticos que el PCE olvidaría la memoria histórica, la lucha de clases, todo cuanto pudiera sonar a revolucionario, que sería un partido monárquico, y que dedicaría todos, todos, todos, sus esfuerzos a luchar por lo que se llamó democracia y la constitución borbónica.En otras palabras, nos desarmó ideológicamente, convirtió el partido en una serie de militantes obedientes que no se hacían preguntas, nos adoctrinaron en que si lo hacía o decía el comité central ya estaba bien, que todo por lo que habíamos luchado, por lo que habían caído millones de camaradas en el mundo, todos nuestros principios no eran más que reliquias del pasado, cosas que ya han pasado a la historia y que sería mejor irlas olvidando. Resumiéndolo todo en muy pocas palabras: Carrillo fue un traidor al comunismo y a la clase obrera.

3:25 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Supongo que para ti la JSU no tuvo ningún papel relevante durante la Guerra Civil. Por cierto, la JSU estaba encabezada si, por Carrillo. Claro que él solo no hizo nada, como es lógico, fue ayudado por todos los militantes y simpatizantes del momento. ¿No es digno de reconocer su papel en la creación de la JSU y sus posteriores acciones? También hay que recordar que Carrillo participó en los inicios en la Junta de Defensa de Madrid en Orden público.

Por cierto, una afirmación no puede ser científica, es algo que deberías mirarlo. Lo científico es lo que se argumenta, se dan datos y opiniones.

Y claro, puedes poner a Brézhnev si quieres como ejemplo de comunista que intentó reconducir al movimiento comunista internacional por la senda del marxismo-leninismo, pero eso sería otro debate en el que seguro que tendríamos muchas discrepancias más teniendo en cuenta sus, también, numerosos errores e infortunios.

Quiero debate, lo que no quiero es que se obvie la verdad histórica. Una cosa es la crítica y otra muy diferente la destrucción. Carrillo fue un cabrón indudable por su destrucción del PCE y su traición a la militancia pero aun así no se pueden obviar sus aciertos en la lucha antifranquista en la Guerra Civil y en las primeras décadas del franquismo.

"Y por si fuera poco, Carrillo lideró la avanzadilla más traidora que ha existido en el Movimiento Comunista Internacional, acaudillando la escisión y el debilitamiento de los revolucionarios."

Por favor, ni que fuera culpa de Carrillo la deriva ideológica INICIADA EN LA URSS a partir del XX Congreso del PCUS. La mayor ruptura del MCI se da a partir del XX Congreso del PCUS en adelante, con la ruptura sino-soviética y los continuos pactos con los países imperialistas y el acercamiento a estos en detrimento de afianzar relaciones con países no alineados o socialistas no soviéticos.

Por cierto, me hace gracia que todo aquello que no comulga con vuestro infantilismo no es serio. En fin, sois capaces de reconocer como héroe a Gadaffi, que abrió las puertas de su petróleo a Occidente para evitar que le pasara lo mismo que a Saddam y que asesinó, en sus diferentes etapas, a comunistas y socialistas envidiables y no sois capaces de reconocer ni un solo acierto de Carrillo.

Un saludo.

PD: "Los herederos del fascismo y los demócratas burgueses, desde el PP hasta IU". Es curioso, porque Carmelo Suárez fue de IU al igual que el PCPE, partido que alabáis en otro post a pesar(y lo digo sabiéndolo, pues conozco a gentes del PCPE y de sus juventudes y se como funcionan) de su oportunismo.

7:34 a. m.  
Anonymous Francesc 57 said...

Para Anónimo,
Primero, lo de infantilismo sobra, creo que las intervenciones no han subido de tono como para empezar a utilizar términos inpropios.
Segundo, gracias por tu lección sobre lo que es y no es científico. Habida cuenta que soy Dr. en ciencias y aplico el método científico constantemente. Sólo una pequeña salvedad, en el método científico no caben opiniones. Argumentos, que más argumentos que lo que uno ha vivido en su propia piel. Esto no es un foro de debate y, por tanto, no te voy a poner citas bibliográficas ni te pondré largas parrafadas.
Tienes toda la razón: la deriva empezó en el XX congreso del PCUS, y la sigues teniendo cuando dices que defenderé al camarada Brezhnev.
Evidentemente, no fue Carrillo el que dirigió el XX congreso, pero se sumó rápidamente a sus tesis. Según la ley, tan culpable es el que ordena un asesinato como el que lo ejecuta, y Carrillo fue un fiel ejecutor de las ideas revisionistas del XX congreso dentro del PCE. Respecto a los de las JSU, leete la última entrada que hay en el blog.

4:15 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home