Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

21 de marzo de 2010

A 19 años de la libre expresión de unidad de todos los pueblos soviéticos

Soy un hijo de la Unión Soviética!
La revolución soviética unió a los pueblos
El 17 de marzo de 1991 el debilitado y decadente gobierno de Gorbachov realizó un referendo en todas las repúblicas soviéticas para saber si los pueblos querían seguir viviendo juntos en la Unión Soviética. El pueblo debía responder si o no, o abstenerse o votar en blanco a esta pregunta: "¿Considera Usted necesario el mantenimiento de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas como una federación renovada de repúblicas soberanas con iguales derechos en las cuales sean garantizados por completo los derechos y las libertades de cualquier persona independientemente de su nacionalidad?".
De 186 millones de ciudadanos llamados a votar, lo hicieron 149 millones y 114 millones votaron a favor del mantenimiento de la gloriosa Unión, primer estado de obreros y campesinos del Mundo. No todas las repúblicas votaron en las mismas proporciones. Las repúblicas soviéticas centroasiáticas fueron las que más apoyaron la continuidad de la Unión:
Turkmenistán con una participación del 97,7 % dijeron SI el 97, 9 %. El pueblo turkmeno sabía lo que le venía encima: fuera de la Unión iba a ser un pueblo miserable dominado por un dictador y al margen de la Historia.
Tayikistán con 94,7 % dijo SI en un 96,2 %. Fuera de la Unión el pueblo tayiko sufrió una horrible guerra civil de la que aún no se ha recuperado.
Kirguistán con un 92,4 % el SI fue de un 96,4%.
Azerbaiyán en el Cáucaso Sur y en el Mar Caspio con 85,1 % las masas dijeron SI en un 93,3 %. En Kazajstán con 88,2 % el pueblo dijo SI a la Unión con un 94,1 %.
En Uzbekistán con 95,4 % el pueblo dijo SI en 93,7%.
Estos proporciones evidencian que la Unión no era un reino hegemónico de los rusos ni de los eslavos sino una unión absolutamente igualitaria multinacional y multicultural que protegía a los pueblos no eslavos más pequeños. En Rusia con participación del 75,4 % el SI fue del 71,3 %. En 1991 ya levantaba cabeza un nacionalismo ruso reaccionario, antisemita y anticomunista.

¿Porqué fue violada la voluntad democrática de los pueblos soviéticos? Porque falló completamente la dirección del Partido Comunista, penetrada por el revisionismo, quién debía de haber movilizado a las masas obreras y campesinas y a las fuerzas armadas para defender por todos los medios la gran potencia socialista soviética.
Ahora los pueblos soviéticos están empeñados en reconstruir la Unión y obligar al imperialismo a que respete su sagrada voluntad.
Viva la reconstrucción revolucionaria de la Unión Soviética!
Viva el Estado unido Rusia-Belarus, primer paso en esa línea!
Vivan los pueblos soviéticos!

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger Nelson Ricardo said...

La primera vez que he oído de la existencia de este referendum fue en uno libro llamado «Socialismo Traído: Por Trás do Colapso da União Soviética» de dos comunistas americanos, Roger Keeran y Thomas Kenny.

El nombre del libro en castellano podria ser «socialismo traicionado: por detras del colapso de la Union Sovietica».

Perdon si mi español no es correcto. De todos los modos, recomendo el libro a quien quiera saber la verdad de la derrota del socialismo en Europa y los métodos contra-revolucionarios de Gorbachov y de la social-democracia en la Europa socialista.

11:03 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Fue hace 19 años, no 18.

12:08 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home