Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

11 de noviembre de 2009

21 tesis sobre marxismo y darwinismo

Juan Manuel Olarieta

Los neodarwinistas han convertido este año 2009 en un festival de promoción de su absurda ideología reaccionaria, por más que la presenten como si se tratara de auténtica ciencia, de la teoría de la evolución por antonomasia. Lo hicieron en el mes de febrero, al celebrar el 200 aniversario del nacimiento de Darwin, y lo volverán a hacer en este mes de noviembre, fecha en la que se conmemora el 150 aniversario de la aparición de "El origen de la especies".

En 1859 Marx y Engels saludaron efusivamente la publicación de esa obra, de manera que algunos imaginan que el neodarwinismo tiene algo que ver con la dialéctica materialista, algo así una confirmación de sus postulados entre las ciencias de la naturaleza.

Por otro lado, como los neodarwinistas, en su desvarío, se creen en guerra con las concepciones religiosas que defienden la creación del mundo en siete días, los despistados también imaginan que esa ideología tiene algo de progresista o avanzada. Sin embargo, las campañas ateas de Richard Dawkins son tan falsas como sus libros de "ciencia".

No se si llegamos a darnos cuenta de la importancia de este asunto. Atapuerca y otros hallazgos fósiles han situado a España como uno de los países punteros en investigación paleontológica, lo que ha trascendido a los medios de comunicación en forma de noticias falsas y sensacionalistas contra las que interesa estar prevenidos, ya que propagan una ideología decrépita.

En fin, después de siglo y medio, todo lo que envuelve a Darwin sigue sumido en una gigantesca batalla ideológica y, por lo tanto, en medio de una enorme confusión, que ha logrado introducirse en las propias filas marxistas. Un intento de clarificación que resulte accesible al lector sólo se puede presentar de forma muy resumida y esquemática:

Tesis 1. El neodarwinismo o teoría sintética es un ideología reaccionaria que poco tiene que ver con el pensamiento y la obra original de Darwin.

Tesis 2. El neodarwinismo es una ideología imperialista que Estados Unidos propagó en los países capitalistas durante la guerra fría para justificar su criminal política de supeditación y exterminio de los pueblos oprimidos.

Tesis 3. Una de las fuentes inspiradoras más importantes, tanto del pensamiento de Darwin como del neodarwinismo, es el malthusianismo, que Engels calificó acertadamente como una declaración de guerra de la burguesía contra el proletariado. Las supuestas leyes descubiertas por Malthus son falsas tanto en lo que concierne a la demografía humana como a la biología y la ecología.

Tesis 4. Además de Malthus y Darwin, el tercer componente del neodarwinismo es Mendel, lo que ha situado a la metafísica genetista como una seudociencia que pretende desempeñar un papel central dentro de la biología, poniendo a los genes como el supuesto motor de la evolución de las especies. Las famosas "leyes" de Mendel son uno de los fraudes científicos más importantes del siglo pasado del que Mendel -por cierto- no es responsable.

Tesis 5. La teoría de la evolución, que es una concepción científica que explica el surgimiento y desarrollo de las especies animales y vegetales, así como del hombre, ni empieza ni se agota con Darwin.

Tesis 6. El primer científico que estableció las bases fundamentales de la teoría de la evolución fue Lamarck, de manera que el menosprecio de que viene siendo objeto el biólogo francés es una de las mayores vergüenzas que ha conocido el pensamiento humano desde hace siglos y tiene su origen en la estrecha vinculación de Lamarck con la Revolución Francesa.

Tesis 7. Darwin no sólo no se opuso a Lamarck sino que fue un continuador de su pensamiento evolucionista, al que aportó grandes contribuciones que lo enriquecieron. Los intentos de enfrentar a ambos científicos constituyen otras tantas tergiversaciones de la obra de cualquiera de ellos.

Tesis 8. La evolución de las especies a lo largo de la historia es un fenómeno complejo y una de las más brillantes confirmaciones del carácter científico de la dialéctica materialista, de que todo fenómeno, sea natural o social, inevitablemente es temporal y está sometido al cambio y a la transformació n, de que en el universo todo tiene un origen y un final, excepto la materia misma.

Tesis 9. Como disciplina científica, la teoría de la evolución requiere el concurso de numerosas especialidades biológicas, paleontológicas, citológicas, embriológicas, genéticas, médicas y otras, sin que pueda reducirse a ninguna de ellas.

Tesis 10. El marxismo siempre ha defendido el carácter científico de la obra de Darwin de los ataques de cualquier tipo, especialmente religiosos, que niegan la evolución de las especies, a la vez que destaca el carácter unilateral de algunas de las formulaciones de Darwin, tales como la selección natural, la lucha por la existencia y otros.

Tesis 11. La dialéctica materialista sostiene que uno de los componentes científicos centrales de la evolución es la concepción del origen de la vida a partir de la materia inorgánica y, en consecuencia, se opone a la teoría de la continuidad de la vida o biogénesis.

Tesis 12. La biología ha demostrado que no existe ningún componente no material ni en la vida ni en los seres vivos, si bien la vida tampoco se puede reducir a fenómenos mecánicos o puramente físicos. La vida es un salto cualitativo experimentado por el desarrollo de la materia inorgánica que se rige por sus propias leyes, que son de tipo biológico.

Tesis 13. La dialéctica materialista se opone, a la vez, a los neodarwinistas que reducen a los seres humanos a una condición biológica y a los religiosos que niegan la naturaleza biológica de los mismos. El hombre es un salto cualitativo experimentado por la evolución de los seres vivos que se rige por sus propias leyes, que describe el materialismo histórico y en las cuales el componente social predomina sobre el biológico y no se puede reducir a él.

Tesis 14. La paleontología ha demostrado que, después de que los primeros antecedentes humanos empezaron a caminar erguidos, el trabajo y la fabricación de medios de producción ha sido el motor de la evolución humana. Por consiguiente, en palabras de Marx, lo que diferencia a unas épocas históricas de otras no es lo que el hombre fabrica sino cómo lo fabrica, con qué instrumentos lo fabrica.

Tesis 15. La evolución de las especies no excluye la involución de algunas de ellas, es decir, su regresión y desaparición, como acredita el registro fósil. No obstante, la evolución es el aspecto dominante de la contradicción, lo que ha supuesto un progreso en el desarrollo que ha culminado en la aparición de los seres humanos.

Tesis 16. La encefalizació n humana, el desarrollo del cerebro de los seres humanos y, por lo tanto, el pensamiento mismo son consecuencia del trabajo y de la capacidad desarrollada por los hombres para fabricar instrumentos de producción, o lo que es lo mismo, de la práctica. La condición humana es esencialmente activa, dinámica y trabajadora; es la burguesía parásita de la fase imperialista la que pone el acento sobre el ocio, la pereza y la holgazanería.

Tesis 17. El trabajo de los primeros hombres acredita su condición de seres eminentemente sociales, es decir, capaces de vivir colectivamente y, por lo tanto, de comunicarse entre sí, lo que dio lugar al nacimiento y desarrollo del lenguaje, sin el cual el pensamiento humano no podría existir. Por lo tanto, el pensamiento humano, el saber y el conocimiento son una creación colectiva y social de todos los seres humanos a lo largo de su historia que se fundamenta en la práctica, en el lenguaje y en el cerebro, los tres componentes que son su soporte material.

Tesis 18. La lucha de clases no es un fenómeno biológico sino social que aparece en un momento determinado de la historia de la evolución humana y tendrá su final con la desaparición de las clases sociales y la creación de una nueva sociedad basada en el trabajo colectivo. El canibalismo y demás formas supuestas de competencia y de lucha por la existencia entre los seres humanos, forman parte del cúmulo de propaganda falsa neodarwinista con la que el imperialismo justifica sus crímenes y su política de exterminio de los pueblos como si fueran consustanciales a la naturaleza humana.

Tesis 19. Las amenazas apocalípticas del neodarwinismo tienen un fundamento malthusiano y forman parte integrante de la ideología del imperialismo moderno, disfrazada bajo una apariencia seudoecologista en donde la involución, el caos, las pandemias y los desastres biológicos aparecen frente a la evolución como el aspecto dominante de la contradicción. Es un intento de dominio sobre los hombres basado en la difusión constante del miedo y el terror.

Tesis 20. El hambre y las catástrofes sanitarias y ecológicas que predican los neodarwinistas encubren las relaciones de producción, es decir, la voracidad capitalista, cuya responsabilidad es sustituida por alusiones imprecisas a las fuerzas productivas, a la industrializació n, al progreso o a la civilización moderna. No existen desastres naturales; los desastres son sociales y todos ellos tienen soluciones sociales.

Tesis 21. Es inevitable que el imperialismo conduzca a la humanidad hacia la barbarie social y ecológica, tan inevitable como que la revolución socialista se adelantará a ella porque tanto en la naturaleza como en la sociedad la evolución es un fuerza dominante sobre la involución.

Etiquetas: ,

14 Comments:

Blogger NONONOPASARAN said...

Buenisimo articulo, ya era hora de que los socialistas pongamos en duda la ciencia, porque la ciencia tiene dueño y las teorias son pagadas por S.A. para sepa usted que intereses.
gracias.

8:28 a. m.  
Anonymous Hernán said...

El tema del libro de Mike Davis Late Victorian Holocausts: El Niño Famines and the Making of the Third World (Los holocaustos del final de la era victoriana: Las hambrunas de El Niño y la formación del Tercer Mundo), es "la historia secreta del siglo XIX" o, más específicamente, del último cuarto del siglo, que junto con la primera década del siglo XX fue llamado "La era dorada del capitalismo liberal". Casi todas las historias de este período, escritas desde una perspectiva metropolitana, ignoran el hecho de que, para millones de personas del Tercer Mundo, éste fue un período de muerte, destrucción y sufrimiento indescriptibles. Unos 50 millones de personas del Sur perecieron como resultado de tres períodos de sequía y hambruna (1876-79, 1889-91 y 1896-1902) durante esa "era dorada".

En su libro, Mike Davis intenta llenar las páginas en blanco de la historia del siglo XIX. El resultado es un relato gráfico y angustioso de cómo comunidades rurales enteras de los trópicos y del norte de China fueron diezmadas por un fenómeno climático cuyos misterios sólo se develaron recientemente: la Oscilación del Sur o El Niño. Pero lo que distingue a este libro de las historias ambientalistas es que trasciende la ecología y busca otra explicación para la catástrofe.

Aunque el fenómeno de El Niño provocó la ausencia de monzones, escasez de agua y ruina de cosechas, por sí mismo no puede explicar todo el desastre producido. Algunos países del Tercer Mundo, por ejemplo China, poseían graneros estatales y locales para asistir a los damnificados en tales contingencias. Un eficiente manejo hidráulico también aseguraba una movilización eficiente para el alivio del hambre en esos sistemas, mientras en otros, como en India, se habían diseñado sistemas de irrigación para conservar agua por si faltaban las lluvias.

Por lo tanto, El Niño por sí mismo no explica los masivos desastres humanos causados. Fue la combinación de este fenómeno climático con la ideología del liberalismo económico -que gobernaba una economía mundial centrada en Londres, a la que se incorporó el Tercer Mundo- y el Nuevo Imperialismo lo que convirtió a la falta de las lluvias monzónicas en holocaustos.

Con el triunfo del liberalismo económico y la integración de economías agrarias locales al mercado mundial, cuestiones de vida o muerte para millones del Sur quedaron sujetas a los mercados de productos básicos, los especuladores y los gobiernos con un enfoque laissez faire hacia el alivio del hambre. Este proceso debilitó la tradicional seguridad alimentaria, y cuando fue acompañado por un grave deterioro del índice de comercio exterior, los resultados fueron catastróficos.

El Nuevo Imperialismo provocó el abandono de los tradicionales medios institucionales, sociales y técnicos de combatir las hambrunas, en particular en lo concerniente a inversiones en conservación del agua e irrigación. El alivio del hambre bajo la égida de un estado colonial atado al dogma del liberalismo económico era cualquier cosa menos humanitario. Los virreyes británicos permitían gigantescas exportaciones de granos a Inglaterra en medio de la hambruna generalizada en India.

En una palabra, millones murieron en y por el proceso de su integración al sistema económico moderno. Fue el mismo proceso que dio nacimiento al Tercer Mundo tal como lo conocemos hoy. Uno de los postulados clave del libro es que "el Tercer Mundo es fruto de la desigualdad de ingresos –la famosa ‘brecha de desarrollo’– formada de manera más decisiva en el último cuarto del siglo XIX, cuando las grandes masas campesinas no europeas fueron integradas inicialmente a la economía mundial".

9:18 a. m.  
Anonymous Hernán said...

Esta tesis no es nueva, pero es abordada desde la perspectiva muy particular de la "ecología política", es decir que "adopta el punto de vista de la historia ambiental y también de la economía política marxista". Aunque se refiere a una parte del siglo XIX, pocos libros tienen tanta vigencia como éste. No sólo explica el mundo en que vivimos, sino que también ilumina y enriquece nuestra comprensión de cuestiones críticas discutidas en la actualidad. Se trata de una lectura obligatoria para cualquier activista que desee participar del actual debate sobre la globalización, el liberalismo o neoliberalismo económico, el libre comercio, la seguridad alimentaria, la tecnología indígena, el desarrollo y el subdesarrollo, y el cambio climático.

Sobre todo, la obra representa un juicio al imperialismo y el colonialismo en tiempos en que se ha vuelto moda en algunos círculos justificar las nuevas aventuras imperiales de Occidente (como la invasión de Irak) alegando que los imperios del pasado fueron benignos y beneficiosos para sus súbditos.

9:19 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Estas entradas son las que necesita el movimiento Comunista y no las que últimamente se ponían, que eran aberrantes.

1:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Típica ideología Stalinista.

Stalin, el nuevo Zar supremo de Rusia, condenó a la ciencia genética como "burguesa", desterrando de su Imperio la genética, mandando a brillantes científicos soviéticos como Vavilov a sus campos de exterminio, los Gulag.

En su lugar puso al neo-lamarquista Trofim Lysenko (el lamarquismo es una teoría evolucionista totalmente refutada por los experimentos y observaciones)a dirigir las técnicas agrículas soviéticas.

Esto, combinado con una agresiva colectivización forzada, que incluyó la deportación de miles de campesinos soviéticos, resultó en la PEOR HAMBRUNA DE LA HISTORIA RUSA,que segó la vida de más de 10 millones de campesinos, principalmente Ucranianos.

Junto con la genética, la Teoría Sintética de la Evolución (o Neo-darwinismo) y la Teoríá de la Relatividad de Einstein(quien dicho sea de paso, era un socialista declarado)fueron prohibidas como "ideologías burguesas".

Las "recetas" de este TRAIDOR del Socialismo llamado Iosif Stalin fueron luego repetridas por Mao-Tse-Tung en China en su "Gran Salto Adelante", que provocó la PEOR HAMBRUNA DE LA HISTORIA CHINA (LA "Gran Hambruna China" de 1958-1962) que causó la muerte de entre 15 y 40 millones de campesinos chinos.

Ya de una vez, arrojemos a esta lacra del Estalinismo al basurero de la Historia!

Abajo el Capitalismo de Estado Estalinista!

Viva la Democracia Directa y Popular!

1:24 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Al enano intelectual del comentario anterior, más te valdría buscar bibliografía alternativa, más allá de los cuentos de terror de la guerra fría. tonto, que eres un tonto

5:29 a. m.  
Blogger TRaNSoN said...

¿Lysenko tenía razón?

No, algo no me cuadra aquí...

Por cierto, ¿qué os pasa con Dawkins? El tipo es simpático... no le veo nada de neoimperialista, sino de todo lo contrario. Será que es un "buenista", pero creo haber leído por ahí (¿En "El gen egoísta"?) una defensa impecable del altruismo como motor, correctamente justificado biológicamente, del avance de la especie humana (y no la competición salvaje del "todos contra todos", que le pega más al imperialismo). Y aun así, en ningún momento veo determinismo alguno en su concepción del ser humano, y mucho menos reduccionismo de todo lo humano a la esfera biológica (ni a teoría de juegos, aunque flirtee con ella).

Al contrario, precisamente proto-teorías suyas como la de los memes nos están abriendo todo un universo nuevo que desconocíamos. En concreto, la memética (si algún día terminan de desarrollarla, porque ahora son apenas pajas mentales xD) seguramente nos permita sentir con mucha más fuerza en qué campos de nuestra vida estamos escogiendo con verdadera libertad y en cuáles simplemente somos marionetas de "cosas" que se van copiando de cerebro en cerebro sin que toquen de verdad nuestro alma (o lo que sea que tengamos, la palabra es vieja pero aún útil).

Y, que yo sepa, por mucho que desarrolle mi cerebro durante mi vida... el cerebro de mis descendientes va a ser exactamente igual al resultado de mezclar las instrucciones de construcción de cerebros de uno de mis espermatozoides con las del óvulo que fecunden más las mutaciones aleatorias que puedan darse durante la fusión-copia-génesis.

Lamarck era pura pseudociencia; y si alguien tiene un artículo que demuestre que Lysenko no era un chalado genocida... se agradecería que me enviara el link a necrotranson@gmail.com ¿Que si soy un vago que no sabe buscar en google y bibliotecas? ¡Tal vez! Pero es que todo lo que he encontrado le pone a parir de una forma u otra, así que confío en que vosotros habréis leído textos completamente diferentes a los que tengo ahora mismo a mi alcance.

Si Lamarck tenía razón y Mendel es un farsante, y se aportan argumentos y pruebas científicas comprobables, creedme que me ganaréis para vuestra causa.

Mientras tanto, este artículo me parece fruto de alguna borrachera mezclada con varias horas de "aló presidente"... ¡eso último es una broma, eh! ¡no me mandéis a Siberia! ;P

Ahora en serio, realmente tengo pendiente el tema de Lysenko y todo lo que leo le pone como un charlatán. Y, obviamente, a Lamarck como equivocado y a Mendel como visionario. ¿Mis libros de texto del instituto están llenos de mentiras? O_o

Y si vais a llamarme tonto por eso, como al de un par de post por encima de mí, apaga y vámonos ¬¬

6:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Enano intelectual?

Es que Lamarck y Lysenko fueron genios olvidados y censurados por la progapanda occidental?

No fueron mas bien rechazados tras las DESASTROSAS experiencias de Rusia(la hambruna de los años 1930's) y en China(1958-1968). Piensa un poco.

Informate de genética y evolución antes de repetir el guión de la Partidocracia Stalinista.

Mendel fue un visionario. Dodzansky otro genio. Haldane y Oparin (de paso, ambos comunistas)fueron otros genios.

Hoy son venrerados como fundadores de la biología moderna.

8:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me llamas enano intelectual?

Sabes algo de genética, mutaciones(génicas, cromomicas, genómicas)?

Sabes algo de selección natural?

Sabes algo de deriva genética(efecto del fundador y efecto "cuello de botella")?

Sabes algo de flujo genético(intercambio de genes entre poblaciones)?

Sabes algo de especiación (origen de nuevas especies)?

Sabes algo de las diferentes teorías de la evolución?
(lamarquista, darwinista, saltacionista, neo-darwinista o sintética, neutralista, de "equilibrio puntuado",o la última, basada en la "biología del dasarrollo" que explicaría los cambios más grandes,no entre especies, sino entre familias u órdenes)

Sus comentarios Neo-Stalinistas me recuerdan la mentalidad de los retrógrados integristas cristianos, mas conocidos como CREACIONISTAS: Si la ciencia va contra el dogma(ya sea Bíblico o Stalinista) entonces es un herejía para confundir al público y alejarlo de la "verdad revelada".

Marx y Engels estarían revolcándose en su tumba al enterarse de semejante dogmatismo de gente que se autodenomina "marxista".

8:35 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Me olvidaba: gracias TRaNSoN por tu apoyo.

A ver si estos estalinistas lo piensan dos veces antes de enlodar la ciencia moderna.

Con los capitalistas que están cada vez más asediados por científicos concientes(piensa en Jim Hansen de la NASA que fue arrestado en una protesta contra el cambio climático), con la opinión pública cada vez más harta de este sistema económico, un capitalismo cada vez má parecido a una sala de tragamonedas en un casino, lo último que necesitamos son grupos estalinistas.

Ellos secuestran las revoluciones , aplican sus desastrosas recetas y luego los capitalistas se regocijan ante la caída de los régimenes estalinistas, y gritan a toda voz : ¡El comunismo ha muerto!

No otra vez. Nunca olvidar:

LOS PUEBLOS QUE OLVIDAN SU HISTORIA ESTÁN CONDENADOS A REPETIRLA.

8:48 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Teníamos troskitos y ultraestalinistas,sólo nos faltaban estos endiosados ilustrados para que nos miren como microbios y nos propongan un "hic rhodas hic salta" con el caso Lysenko. Largaos con vuestra puta ciencia al autobús ateo de los pijo liberales. Estais en buena compañía:Arcadi Espada, Sam Harris(el defensor de la tortura),los fascistas de UPyD,Oriana Fallaci y la mentirosa y racista Hirsi Ali.
Despreciais a los seres humanos por imperfectos. ¿Añorais el Tercer Reich?

VOIVODA

11:15 a. m.  
Blogger TRaNSoN said...

"Largaos con vuestra puta ciencia al autobús ateo de los pijo liberales"

xD

Esto me recuerda al documental "Der ewige Jüde" en el que se acusaba a Einstein de propagar "obscuras pseudo ciencias judías".

Por el tono de fiereza del anónimo, le estoy viendo de futuro colaborador de Libertad Digital. Para entonces ya se le habrá pasado la "fiebre roja", supongo.

Ah, y sigo esperando las argumentaciones científicas (¿también los "papers" son herramientas imperialistas o es que ni siquiera existe uno solo que apoye a Lysenko? uf!)

:P

2:20 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El ilustrado darwinista Sam Harris ilustrando:


I am one of the few people I know of who has argued in print that torture may be an ethical necessity in our war on terror.


VOIVODA

3:49 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Cómo se pueden leer estas barbaridades de ciertos camaradas. Cómo un marxista-leninista puede despreciar de esta manera la ciencia. Si Marx, Engels, Lenin levantaran la cabeza abominarían de la gente que desprecia el pensamiento evolucionista. Pero qué coño somos, ¿creacionistas?, cuáles son las alternativas al pensamiento de Darwin sobre la evolución. No las hay. Lamark y Lishenko se equivocaron, no supieron aplicar bien el método científico, que por si alguien no lo sabe, es el método que más nos acerca a la verdad sobre el conocimiento. Jamás criticaré al camarada Stalin, al que admiro como el gran hacedor del socialismo y dirigente de los obreros del mundo, pero en esta cuestión se equivocó (o fue mal aconsejado). Que Darwin era un burgués, y qué. También lo eran los camaradas Marx, Engels y Lenin. No podemos ser tan fanáticos y olvidarnos que el pensamiento ha evolucionado gracias a las aportaciones de burgueses progresistas (entre otros). Grandes pensadores marxistas son científicos darwinistas. Algunos de los padres de la teoría sintética eran comunistas y fueron represaliados. Yo mismo soy seguidor de la teoríqa sintética, y me considero marxista-leninista y estalinista desde que tengo uso de raqzón, así me educaron, pero también soy científico, y me duele ver la ignorancia de algunos camaradas. Cuando se habla de algunos temas hay que tener conocimientos sobre ellos. Darwin era un burgués, no era un hombre revolucionario, pero sus ideas fueron un revulsivo en la mentalidad conservadora del siglo XIX y XX. No olvideis camaradas, que las primeras ediciones de su obra se agotaron porque muchos obreros ingleses las devoraban. Saludos comunistas.

12:31 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home