Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

19 de febrero de 2010

¡Feliz día del Ejército Soviético!

El glorioso Ejército Rojo liberador de Europa marchando por la Riga limpia de burgueses colaboracionistas y de ocupantes nazis el 1 de mayo de 1946.


Como todos los años, el 23 de febrero se celebra el día del Ejército Rojo. En su último número Pravda incluye una felicitación deGuennadi Ziuganov donde puede leerse: “El 23 de febrero celebramos una de nuestras fiestas principales. El estado soviético se edificó en su día sobre la base de las ideas más progresistas, lo que encontró un claro reflejo en la construcción de un ejército y una flota auténticamente populares. El secreto de sus victorias fueron los elevados principios morales de sus combatientes. El soldado soviético sabía que no luchaba por intereses ajenos. Estaba sirviendo a un estado, donde la tierra y el subsuelo, las fábricas y empresas pertenecían a todo el pueblo. Defendía a su país igual que cualquiera de nosotros hubiera defendido a su familia. La Unión Soviética era para nosotros esa familia común.
Ahora en nuestras tropas están acabando con las últimas tradiciones soviéticas. En la que ellos denominan nueva imagen de la Fuerzas Armadas, no tienen cabida los oficiales honrados, bien preparados y que piensen. Los quieren convertir en una banda de mercenarios al servicio del capital furtivo ruso.
Estoy convencido de que los intereses de Rusia solo los puede defender un ejército auténticamente popular, que aúne el profesionalismo con elevados principios morales. El PCFR lucha por un ejército así.
Feliz día del Ejército Soviético.

Etiquetas:

5 Comments:

Blogger camponotus said...

Bién. Pero Ziuganov nunca ha dado explicación alguna (que yo sepa) de porqué el Ejército Soviético no defendió la URSS de su destrucción por la traición de Gorbachov y otros líderes bellacos que se encaramaron al poder en el último gobierno soviético.
Alguien me ha dicho que lo que pasó es que el Ejército Rojo obedecía disciplinadamente al Partido Comunista y, una vez que se envileció el PCUS, totalmente copado por elementos traidores proburgueses, adios ejército.
No se, pero sea así o de otra forma, Ziuganov debe dar una explicación. No vale dejar tal trascendental cuestión en el aire. Que no vale solo alabar las glorias pasadas del Ejército Soviético, sino explicar porqué no supo o no pudo defender la URSS de la traición de un puñado de bandidos que antepusieron sus intereses personales de enriquecerse, a los intereses de su propia Nación.

Saludos.

10:28 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

totalmente de acuerdo con CAMPONOTOTUS, ziuganov da un visión excesivamente "idealizante" del ejercito soviético, y obvia por ejemplo, el nefasto papel que desempeñó el "profesionalZUKOV en 1953 y 1957, en el ascenso del Kruschevismo y en la eliminación del NKVD, organismo encargado percisamente de controlar al ejercito, tanto ideólogica como economicamente.

11:05 a. m.  
Blogger camponotus said...

Habría que indagar en muchas cosas. De eso de Zukov no tengo ni idea, pero lo que va quedando claro es que no se puede explicar la hecatombe histórica del fin del Pacto de Varsovia y de la URSS, por la simple traición de Gorbachov. Algo mucho mas grave y complejo que, seguramente se estaba ya fraguando desde hacía mucho tiempo, estaba ocurriendo en el PCUS, en el Ejército y en todos los estamentos del Bloque Socialista. Si se quitó la NKVD como organismo de control, por ahí pueden ir los tiros. Lo que sea hay que intentar explicarlo para que nunca mas vuelva a ocurrir. Dedicarse a autocomplacerse con gloriosas alabanzas del pasado, parece como querer echar tierra sobre lo que realmente pasó. Y algo así, tiene "gato encerrado". Yo veo a Ziuganov demasiado tolerante y complaciente con el Kremlim. No se, no se...

1:02 p. m.  
Blogger RAFAEL ANTONIO said...

Ya sabemos que Stalin desarroyo una extraordinaria labor al frente de la URSS...de un pais absolutamente atrasado con una población a merced de los oligarcas boyardos, paso a ser una primera potencia en todos los sentidos...pero una cosa es reconocer eso y otra cosa muy diferente es afirmar que Stalin fue perfecto...si era tan perfecto y lo tenia todo tan perfectamente planificado ¿Porque no supo preveer los elementos revisionistas y traidores (Krushev y compañía) y consiguientemente atajarlos?...tampoco seria tan pefecto cuando no realizó esta acción (digo yo vamos).
Lo que quiero decir en definitiva, es que si el triunfo del socialismo tiene que depender de la capacidad y talento de elementos aislados (Stalin o quien sea) apañados vamos...porque ello significaría que solo tendríamos una buena época socialista mientras estos elementos aislados viviesen y que tras su muerte llegaría el desastre.

4:07 p. m.  
Blogger Agüará said...

Extracto de wikipedia:

El 18 de agosto, cuando se encontraba de vacaciones en Crimea, Gorbachov fue confinado en su residencia y declarado «incapaz de asumir sus funciones por motivos de salud», en un golpe de Estado planeado por los conservadores del aparato, el KGB y algunos jefes militares. Gennady Yanaev, vicepresidente de la URSS, asumió interinamente la presidencia, y una dirección colegiada compuesta por ocho personas decretó el estado de urgencia, restableció la censura y publicó una proclama justificando el golpe. La resistencia fue encabezada desde el primer momento por Boris Yeltsin, quien, desde el Parlamento de Rusia, llamó a la desobediencia civil y a la huelga general. La creciente oposición popular en Moscú y Leningrado, el rechazo internacional y la defección de algunas unidades militares, que pasaron a obedecer a Yeltsin, dividieron y paralizaron a los golpistas. El golpe quedó abortado el 21 de agosto, cuando los miembros del Comité del Estado se dispersaron antes de ser detenidos. Gorbachov, liberado, regresó a Moscú y apoyó y estimuló decididamente los cambios radicales que la nueva situación requería.

11:11 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home