Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

26 de marzo de 2010

XXII Cumbre árabe en Sirta (Libia). Marzo 2010

Presidentes de la República de Sudán, Yamahirya Árabe Libia Popular Socialista y República Árabe Siria
Presidente no reconocido Ali Salem Al-Baid de la República Democrática de Yemen del Sur

Secretario General del Frente Popular de Liberación de Palestina (FPLP) Ahmed Saadat preso en Israel
Hassan Nasralah, líder del principal partido libanés,Hezbollah
Al Duri, jefe baasista clandestino de las fuerzas de la Resistencia nacional iraquí

Viva la Revolución árabe de Liberación Nacional! Viva un Frente Unido antiimperialista de los Pueblos árabes!!!

Etiquetas:

2 Comments:

Blogger camponotus said...

La Resistencia iraquí es la verdadera barricada de lucha contra el imperio usamericano-israeli, en nuestros dias. Gracias a ella, las tropas del Imperio están en gran medida empantanadas, lo que les impide abrir nuevos frentes en otros paises del mundo, como podría ser en Venezuela o Bolivia. Así, Mesopotamia y Afganistán estan siendo las tierras mártires cuyo sacrifio salva a otros pueblos luchadores del mundo.
Precisamente el Imperio atacó Irak y Afganistán, despues de cumplir sus objetivos en los Balcanes. La derrota de Yugoslavia fue el paso previo imprescindible para nuevas acciones bélicas de los generales yanquis. Es, pues, la falta de resistencia de los pueblos balcánicos al dominio imperialista, la causa originaria estratégica de la invasión de Irak.
El imperialismo yanqui es un tigre de papel, que no tiene suficientes fuerzas para luchar en varios frentes a la vez. Su táctica es ir derrotando uno a uno a sus enemigos por separado. Asi pues, el imperialismo no va ganando posiciones por su propia fuerza, sino por la división en las filas de los pueblos del mundo. El mas dramático ejemplo de ello es la desunión del mundo arabe e islámico. La estrechez de miras de sus dirigentes, incapaz de unise para defender los intereses de sus pueblos, es la causa de su penosa y sometida situación. Bastaría una coalición de paises antiimperialistas para poner a los bastardos del dolar en el sitio que se merecen. Pero para ello, los pueblos del mundo arabe deberán derrocar a sus líderes débiles y vacilantes que ya han demostrado su absoluta incapacidad para hacerse cargo de su alta responsabilidad histórica.

4:12 p. m.  
Blogger camponotus said...

La Resistencia iraquí es la verdadera barricada de lucha contra el imperio usamericano-israeli, en nuestros dias. Gracias a ella, las tropas del Imperio están en gran medida empantanadas, lo que les impide abrir nuevos frentes en otros paises del mundo, como podría ser en Venezuela o Bolivia. Así, Mesopotamia y Afganistán estan siendo las tierras mártires cuyo sacrifio salva a otros pueblos luchadores del mundo.
Precisamente el Imperio atacó Irak y Afganistán, despues de cumplir sus objetivos en los Balcanes. La derrota de Yugoslavia fue el paso previo imprescindible para nuevas acciones bélicas de los generales yanquis. Es, pues, la falta de resistencia de los pueblos balcánicos al dominio imperialista, la causa originaria estratégica de la invasión de Irak.
El imperialismo yanqui es un tigre de papel, que no tiene suficientes fuerzas para luchar en varios frentes a la vez. Su táctica es ir derrotando uno a uno a sus enemigos por separado. Asi pues, el imperialismo no va ganando posiciones por su propia fuerza, sino por la división en las filas de los pueblos del mundo. El mas dramático ejemplo de ello es la desunión del mundo arabe e islámico. La estrechez de miras de sus dirigentes, incapaz de unise para defender los intereses de sus pueblos, es la causa de su penosa y sometida situación. Bastaría una coalición de paises antiimperialistas para poner a los bastardos del dolar en el sitio que se merecen. Pero para ello, los pueblos del mundo arabe deberán derrocar a sus líderes débiles y vacilantes que ya han demostrado su absoluta incapacidad para hacerse cargo de su alta responsabilidad histórica.

4:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home