Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

19 de agosto de 2010

La Revolución camboyana fue mortalmente herida por los polpotiano-maoistas

La sección camboyana del Partido Comunista de Indochina (PCI) organizó la lucha contra el colonialismo francés. Después el PCI dio lugar a partidos comunista en Vietnam, Laos y Camboya.
Los gloriosos comunistas de Vietnam y de Camboya siempre unidos contra el colonialismo, el imperialismo y el fascismo polpotiano.
Congreso del PRPK en 1985
Marcha en Pnom Penh en 1984 que celebra la liberación del país con respecto a las bandas mao-polpotianas con la ayuda fraternal vietnamita y soviética
República Popular de Kampuchea

Ya nos referimos a este triste asunto. La criminal "República Democrática de Kampuchea" (1975-1979) dominada por una camarilla ultramaoista encabezada por Pol Pot fue derribada por la acción conjunta de los verdaderos comunistas camboyanos agrupados en el Frente Unido para la Salvación de Kampuchea (FUNSK) y de los comunistas vietnamitas con pleno apoyo soviético. Pero el país que, era un país agrícola atrasado, quedó gravemente herido por los sacrificios brutales impuestos de 1975 a 1979 por la mencionada camarilla. Los comunistas camboyanos reconstruyeron su partido en 1981: el Partido Revolucionario del Pueblo de Kampuchea (PRPK), digno heredero del Partido Comunista de Indochina (PCI) y levantaron la gloriosa República Popular de Kampuchea plenamente apoyada por el campo socialista.
Pero los bandidos polpotianos y la derecha monárquica se lanzaron a la guerra contrarrevolucionaria con apoyo de los USA y de China.
La caída del campo socialista fue demasiado. En los Acuerdos de París, el PRPK aceptó una Paz que incluía libertad de acción para la oposición, fin de la República Popular y abandono del socialismo. El Partido pasó a llamarse Partido del Pueblo (PP) dirigido por los valientes comunistas que salvaron al país a partir de 1979: Heng Samrin, Hun Sen, Chea Sim y otros.
Camboya, a diferencia de Laos y Vietnam, ha visto momentáneamente interrumpida la construcción socialista aunque el PP gobierna con el apoyo de la mayoría del pueblo que ve en ellos a los mejores hijos de la nación

Etiquetas:

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

los mao-polpotianos (otra excusa mas de CS para cargar de forma reaccionaria contra mao)eran muy malos, pero sus sustitutos, que abandonar pacifica y candidamente el socialismo y abrieron las puertas a la explotacion capitalista son mejores, no? Se os ve el plumero reaccionario...

10:51 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hay que matizar: hasta la criminal y contrarrevolucionaria "Revolucion proletaria" China Popular bajo la direccion del Partido tuvo una digna postura de solidaridad hacia la revolución vietnamita, laosiana y camboyana. El problema llegó con la enfermedad senil del Gran Timonel a partir de 1966 y su desaforada "lucha contra el revisionismo" que lo llevó al escisionismo y a terminar abrazado a Nixon. EL plumero reaccionario lo tiene tu, polpotiano-senderista!

11:36 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

La Revolución Cultural en China populr fue un proceso muchísimo más complejo como para juzgarlo de la forma tan simplista con que se juzga.

La Revolución Cultural tenía rasgos muy positivos y de línea proletaria, como la continuación de la lucha de clases y la revolución proletaria bajo el socialismo para asegurar la vía comunista y la derrota del revisionismo y la vía capitalista. Pero también tenía rasgos negativos y de herencia claramente feudal, como el desmesurado culto hacia la personaldiad de Mao o el igualitarismo confuciano que, dado el atraso de las fuerzas productivas, nada tenía que ver con el socialismo.

La Revolución Cultural debe juzgarse y analizarse desde esta perspectiva y no desde el punto de vista del simplismo prosoviético. Hay que hacer un balance desde el punto de vista del materialismo dialéctico e histórico, en vez de reducirlo todo a la supuesta senilidad de Mao. Un movimiento de masas tan importante tiene muchísimas explicaciones más allá de la senilidad de tal o cual líder.

12:00 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es indudable que los últimos años de Mao mostraron un claro acercamiento de China A EEUU y quienes en aquellos tiempos seguíamos con avidez los acontecimientos, sentimos verdadero escalofrío al conocer los encuentros Mao Tse Tung- Henry Kissinguer y Ford, así como el de Deng Xiao Ping con Jimy Carter y el siniestro Zbigniev Brezinski.
Lamentablemente la política internacional china se orientó a la equivocada defensa de sus intereses regionales en indochina, no con el apoyo fraternal de los revolucionarios comunistas en la zona, especialmente los vietnamitas tras su épica victoria contra EEUU, sino con el pretendido intento, azuzado por Washington, de impedir el "expansionismo soviético" en Indochina.
Ésto fue lo que llevó a Pekin a hostigar el VietNam unificado, potenciando los ataques fronterizos de su aliado camboyano Pol Pot contra VietNam, pais que tuvo que actuar en su defensa y la del movimiento guerrillero comunista anti Pol Pot en el interior de Camboya. Su acción militar es por todos conocida siendo el resultado la rápida caida del líder Jmer.
Pero Pekín, en vez de rectificar procurando el acercamiento de todos los movimientos populares, fué mucho mas lejos de lo imaginado, seguramente alentado por promesas yankis de firmas de acuerdos económicos, e inició el brutal ataque contra el victorioso VietNam, ocupando una capital de provincia en el norte.
La heroica defensa vietnamita detuvo y rechazó finalmente el ataque.

La escasez de miras de la dirección china, actuando por intereses ajenos a los del internacionalismo proletario, llevó a ese gran pais a actuar a cuenta de los intereses de Washington.
La historia seguirá juzgando.

Camponotus.

1:59 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

El principal error de la Revolución Cultural China, fue no ejecutar a Deng Xiao Ping.

1:48 p. m.  
Blogger raf said...

Debería quedarle claro a todo el mundo que Pol Pot era antimarxista. Pero es que además deberíamos admitir que el verdadero genocida en Camboya fue la brutal serie de bombardeos que sufrieron los indochinos y no solamente los camboyanos. La alianza Pnom Penh-Beijing fue únicamente pragmática y oportunista, dada la situación diplomática entre URSS y China Popular, así como las pésimas relaciones de esta última con Vietnam. La Camboya de hoy está muy lejos de parecerse a una sociedad modélica. Tendrá que cambiar.

3:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Otro dato importante para entender el problema camboyano es la actitud injerencista del PC vietnamita hacia el PC camboyano. Esta actitud pretendía subordinar los intereses de la revolución camboyana a los de al revolución vietnamita. Lo que ocurre es que frente a esta línea incorrecta de los vietnamitas los camboyanos responden con el chovinismo y no con el marxismo-leninismo.

6:36 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home