Nuestra lucha no se trata de una mera elección estrecha entre opciones electorales dentro del actual régimen, sino de apostar por formas de organización económica y espiritual, cualitativamente superiores a la civilización burguesa, donde se garantiza la emancipación del proletariado y la democracia real. Es la lucha popular por la conquista de la civilización socialista, partiendo del estudio científico de las bases materiales que lo posibilitan y con el objetivo último del comunismo.

[Automatic translation: EN]
[Traduction automatique: FR]

15 de agosto de 2010

Éxito del Socialismo en China, fracaso del capitalismo en la India


La revolución china inspira las revoluciones en Nepal, India y Filipinas como también la inspiran las revoluciones soviética, vietnamita, coreana y cubana.

En 1947 la India realizó su liberación anticolonial expulsando al oprobioso Imperio británico y en 1949 China triunfó en su Revolución a la vez social y nacional derrotando al partido fascista pro norteamericano Kuomintang.

La miseria de ambos pueblos era muy similar al comienzo. Si en la India la esperanza de vida era en los años 40 de 32 años, en China lo era de 35 años. En la India la mujer sufría la opresión del sistema sati y en China el vendamiento de los pies. La India siguió el camino capitalista dirigido por Jawaharlal Nehru y China siguió el camino socialista sobre la base de la teoría de "Nueva Democracia" impulsada por el Partido Comunista. A pesar de la reforma agraria impulsada por los comunistas en Kerala, Punjab y Bengala Occidental, en la India no se realizó una verdadera reforma agraria y siguió manteniéndose el poder de los grandes terratenientes y la opresión de los campesinos sin tierra y de las castas inferiores, dalits y adivasi. El hecho que el preámbulo de la Constitución india de 1976 recoja la palabra "socialista" no significa más que el inmenso prestigio del Socialismo en los pueblos de la India y de Asia.

En China los comunistas empezaron la reforma agraria en los años 20 en los territorios que controlaban pero la hicieron a escala nacional a partir de 1949. Se entregaron tierras a los campesinos, se les redujo el alquiler y se crearon comunas de producción que agrupaban a muchas aldeas que ofrecían servicios sociales a los campesinos. Colectivamente se crearon obras de infraestructura que mejoraron la producción: sistemas de riego, estanques para peces, nuevas tierras, silvicultura.

Ya en los 50 se notaban las diferencias entre India y China. La esperanza de vida era en 1951 en la India de 32,11 años y en China en 1953 de 40,3. La tasa de mortalidad infantil china se redujo a la mitad en 1957. En los años 70 la esperanza de vida china era de 63,6 para los hombres y 66,3 para las mujeres pero en la India de 49,4.

Si el grave error del "Gran Salto Adelante" maoísta se estima que causó una sobremortalidad de 30 millones de personas, el economista indio Amartya Sen estima que el experimento capitalista indio causa una sobremortalidad anual de 4 millones.

La "revolución verde" india no ha resuelto el problema de la miseria. El 43 % de las familias rurales son campesinos sin tierra o con muy poca tierra. En Andhra Pradesh se concentran los suicidios de campesinos agobiados por deudas y miseria.

La esperanza de vida en China es hoy de 72 años pero en la India de 64 años.

En Bihar, Uttar Pradesh, Bengala Occidental y 5 estados indios mas hay 421 millones de personas sufriendo hambre según Multidimensional Poverty Index mientras que en China 200 millones han salido de la pobreza en los últimos años.

Muchos campesinos pobres en la India, Nepal y Filipinas tienen la reforma agraria de Mao como modelo a seguir.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Jorge said...

Ustedes siguen con sus contradicciones:
Por un lado alaban a Mao y su Nueva Democracia, pero inmediatamente atacan el "Gran Salto Adelante" que implantó el socialismo en la China. Sacan fotos laudatorias de Mao, pero maldicen a la Gran Revolución Cultural China que barrió con los burócratas revisionistas del Partido. Su línea es muy sinuosa. Deben meditar sobre ella, para servir a la información en todo el mundo.
Jorge-Bolivia

7:09 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Que el Gran Salto Adelante provocó 30 millones de muertos de sobremortalidad es ROTUNDAMENTE FALSO. Hubo sobremortalidad, sí, pero las fuentes occidentales decuplicaron las cifras para afirmar que hubo decenas de millones de víctimas. En realidad, en China durante el Gran Salto Adelante murieron más o menos las mismas personas que anualmente mueren en la India.

7:26 a. m.  
Blogger camponotus said...

La historia de la humanidad es un camino sin fin de luchas e intentos de los oprimidos por conseguir su liberación. Desde Espartaco hasta nuestros dias la Lucha de Clases sigue su rumbo sin retorno.

1917 significó el primer triunfo de los oprimidos, fue el año Cero de la nueva Era y marcó el inicio del camino que deberá alcanzar la victoria de la sociedad sin clases.

Pero en el tiempo tortuoso de la historia, ese camino no ha hecho mas que comenzar. Jalonado de intentos, de guerras, revoluciones, contrarrevoluciones.. avances y retrocesos que nos enseñan que el Socialismo en el mundo entero no se conseguirá de forma lineal ni uniforme.

La Revolución China y su posterior evolución ha sido un episodio mas, glorioso y victorioso, de ese camino tan dificil que es el intento de los oprimidos por sacudirse sus cadenas. Y el Gran Salto Adelante, un capítulo mas en la epopeya titánica de los pobres del mundo por alcanzar sus objetivos bajo la hostil presión y permanente amenaza de los que se resisten a perder sus privilegios.

Es por ello que todos los intentos por construir el Socialismo, junto con sus actores, sus líderes, sus organizaciones, aun con sus errores y sus fracasos, son y serán ejemplos que nos sirvan para avanzar en nuestra misión libertadora.

Siempre con lealtad a las ideas de dorrotar la explotación, los éxitos y los fracasos de los que luchan y lucharon contra la opresión, serán estímulos que sin descanso nos harán avanzar. La lucha de clases sabrá diferenciar a quienes utilizan los fracasos de los intentos revolucionarios para allanar el camino a la reaccón, de quienes aprenden de los errores para ser mas eficaces en los próximos combates que se aproximan.

Así, en nada empaña la gran figura de un gran estadista revolucionario como Mao Tse Tung, lider de la China Revolucionaria, por los errores que en el dificil camino de la constrcción socialista se pudieran haber cometido.

Y debemos tener muy claro que los "errores" sangrantes en los caminos revolucionarios no son mas que la consecuencia del ataque y amenaza constante, sabotaje, contrarrevolución y hostigamiento que las fuerzas populares encuentran por parte de los poderosos del mundo.

Y por tanto, solo ellos son los verdaderos culpables.

10:09 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home